Los usuarios de Skype, espiados en China

Hace apenas mes y medio que concluyeron los JJOO de Pekín, y parece que se ha difuminado rápidamente el periodo de gracia que el régimen chino concedió durante la quincena olímpica respecto al uso de Internet, aún cuando fuera limitado a los visitantes extranjeros.

La denuncia proviene de Information Warfare Monitor, un grupo formado por activistas pro-derechos humanos e investigadores de la Universidad de Toronto (Canadá), dedicado a detectar y alertar sobre el uso de Internet como herramienta al servicio de objetivos políticos y militares.

Según el informe presentado por este grupo (en pdf), la versión china de Skype, formada por la alianza entre Skype y la compañía TOM Online, instala un filtro a los usuarios que utilizan el programa para monitorizar y archivar sus conversaciones de texto, aunque no así las de voz.

El filtro rastrea los mensajes de texto que intercambian los usuarios de TOM-Skype, y bloquea aquellas conversaciones que mencionan temas prohibidos. Además, envía una copia de la conversación a un servidor, que se guarda junto con el nombre de usuario, la dirección IP, el número de la línea telefónica y la fecha de cada mensaje.

Aprovechando las debilidades en su configuración de seguridad, los investigadores tuvieron acceso a un grupo de ocho ordenadores chinos en los que se almacenan millones de mensajes censurados. A partir de éstos, pudieron construir una lista de términos prohibidos, entre los que se incluyen referencias al grupo religioso Palun Gong, la independencia de Taiwán o menciones al Partido Comunista Chino.

En sólo dos meses, los servidores almacenaron más de 166.000 mensajes censurados, procedentes de 44.000 usuarios. Algunas de las conversaciones se produjeron entre usuarios chinos y otros en el extranjero.

No está claro quien controla todo el proceso, aunque algunas fuentes hablan de la existencia en China de una “policía de Internet”, formada por 30.000 miembros que vigilan, controlan y censuran los contenidos de la Red.

Este descubrimiento contradice una declaración emitida por Skype en abril de 2006 (borrada de su blog, pero localizable a través de la caché de Google), en la que admitía la existencia de un filtro en el software distribuido en China para adecuarse a las leyes locales, pero afirmaba que las conversaciones eran privadas y protegidas.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios