BAQUIA

Los virus llegan también en las imágenes

El territorio contaminado se extiende a medida que los virus se adaptan para parasitar en cualquier tipo de archivo. Si hasta ahora nadie con un mínimo conocimiento de los peligros de la negligencia se le ocurría abrir un documento adjunto a un email de un formato desconocido (o incluso de Word, Access o Excel, que pueden contener virus de Macro), llega el momento de sospechar hasta de las fotos. Aunque de momento se trata de un aviso para el futuro.

Los fabricantes de antivirus han advertido de la llegada de un nuevo virus que se propaga a través de las imágenes digitales, aunque todavía no han evaluado la magnitud de la amenaza de esta nueva etapa en la evolución de los gérmenes electrónicos. Se trata de W32/Perrun, el primer código maligno conocido que ataca a las archivos de imagen JPEG (o JPG). Aunque no puede causar estropicios en las computadoras como hacen otros \’bichos\’, el \”Perrum\” preocupa a los investigadores porque es el primero que ha dado el salto desde la infección de programas a la infección de archivos de datos, hasta ahora considerados territorio seguro.

La nueva amenaza tiene dos partes: las imágenes JPEG infectadas que contienen el virus integrado y un programa viral capaz de extraer el código de las imágenes e infectar otros archivos JPEG cuando se abren. Como la computadora tiene que ser infectada por el \’extractor de virus\’ antes de que un código oculto en una imagen pueda afectarla, \’Perrum\’ es más una curiosidad para los estudiosos que un peligro real, según Network Associates (fabricante del McAfee). \”Nuestra preocupación llega por lo que puede venir después; potencialmente, ningún formato de archivo está a salvo\”, dice Vincent Gullotto, de Network Associates. \”No decimos que esto sea un problema\”, añade, \”le otorgamos poco riesgo, pero no hemos visto nada como esto antes\”.

\’Perrun\’ es un nuevo concepto de virus que no causa estragos, pero puede ser utilizado como punto de partida por otros programadores con ganas de fastidiar para crear versiones destructivas. Hasta ahora, los virus llegaban en programas ejecutables (o en documentos con un código autoejecutable en su interior), pero los archivos de datos —como vídeos, música, textos o imágenes— estaban fuera de peligro. Hasta que llegó \’Perrum\’.

Para que no salte la alarma, los usuarios deben saber que no pueden contaminar sus equipos abriendo una imagen JPEG. El virus en una computadora infectada copia el código en una imagen digital y espera que el JPEG pase a otro sistema. Sin embargo, en el PC que no contenga el extractor de virus se puede abrir la imagen infectada sin ningún temor. Ese extractor sólo afecta a sistemas que funcionan con Microsoft Windows y ni siquiera existe el peligro de que se extienda. De hecho, no se ha distribuido por Internet, sino que fue enviado por su creador sólo a grandes empresas de antivirus.

Los fabricante de vacunas vuelven a recomendar dos precauciones fundamentales para evitar disgustos: tratar con pinzas de cirujano y mascarilla los attachments que llegan en los correos y mantener los programas antivirus actualizados.

  • Más en Internetnews, Wired y News.com


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios