Los virus para móviles no constituyen una amenaza real

Los dispositivos móviles no están en el punto de mira de los ciberdelincuentes, y la amenaza que los virus pueden suponer para los teléfonos móviles y PDAs no pasa de anecdótica. Esto se desprende de los últimos informes de seguridad de G DATA, fabricante alemán de programas de protección antivirus, que afirma que no hay motivo para alarmarse, al menos por el momento.

“Lejos de lo que muchos interesados no paran de pregonar, los virus para teléfonos móviles no constituyen, hoy por hoy, una amenaza seria”, afirma Ralf Benzmüller, responsable de los laboratorios de seguridad de G DATA. “Pero no caigamos tampoco en un malentendido: no se trata de que no sea posible infectar un dispositivo de este tipo –que lo es-, ni de que no exista riesgo alguno –que, aunque pequeño, existe-; lo interesante es que, con los datos en la mano, ahora mismo la programación de malware para estas plataformas no resulta atractiva, ni en términos de coste ni de beneficio”.

El 99,2% de todo el malware puesto en circulación durante la segunda mitad de 2008 estaba diseñado para atacar Windows, donde los ciberdelincuentes sí encuentran oportunidades claras de sacar provecho a las infecciones, dada la enorme popularidad de este sistema operativo, presente en nueve de cada diez ordenadores en todo el mundo.

Por el contrario, como los teléfonos móviles se basan en distintos sistemas operativos no predominantes (Symbian, Windows Mobile, OS X iPhone), cada uno de ellos adaptados en función de la marca y el modelo del aparato, el eventual impacto del malware es muy limitado y no llega a compensar el tiempo invertido por los ciberdelincuentes en su desarrollo.

En la primera mitad de 2008, únicamente aparecieron 41 nuevos virus para teléfonos móviles, y otros 70 en la segunda. Elsos 111 casos no llega ni tan siquiera a un 0,01% del total de malware puesto en circulación durante el segundo semestre de 2008, cuando se detectaron 894.250 nuevas amenazas. “Basta con comparar ambas cifras para darse cuenta de lo anecdótico de las amenazas para teléfonos móviles, más aún si atendemos a la omnipresencia de estos dispositivos en nuestro día a día”, añade Benzmüller.

G DATA insiste en que no es admisible alertar a los usuarios de dispositivos móviles para que procedan a instalar una solución de seguridad en ellos. De hecho, y pese a haberse registrado 111 nuevos virus en 2008, la creación de malware para smartphones lleva años estancada, desde los 145 nuevos virus surgidos en 2005 hasta los 73 de 2006 o los 23 de 2007.

No obstante, recuerda G DATA, no conviene bajar la guardia y habrá que estar atentos a la evolución futura de este tipo de malware, pues la falsa sensación de seguridad puede suponer por sí misma un riesgo adicional.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios