BAQUIA

Lucent, traicionada por dos empleados

Conspiración, robo, acusación… A pesar de ser tres palabras imprescindibles en cualquier historia de espías que se precie, no suelen ser muy habituales en el mundo de la Nueva Economía. Aunque, como en todo, siempre hay excepciones. En este caso los malos de la película son dos ingenieros que hasta ayer (y desde hacía cinco años) trabajaban en el fabricante de equipos de telecomunicaciones Lucent Technologies. Su delito: robo de secretos de fabricación para transferirlos a una compañía china cuyo objetivo último sería convertirse en una especie de Cisco Systems.

Los dos acusados que, que responden a los nombres de Hai Lin y Kai Xu, trabajaban en el laboratorio de investigación de Lucent. Se trata de un lugar delicado, ya que allí se han desarrollado tecnologías como el láser óptico.

Los dos ingenieros han sido detenidos, mientras que una tercera persona que no trabaja en la compañía ha corrido igual suerte acusada del mismo delito. Los tres habían creado una empresa, ComTriad Technologies, a la que pasaban detalles de la tecnología que desarrollaban en Lucent, un software para un producto llamado PathStar que envía voz y datos a través de Internet. Sólo con este producto Lucent obtuvo 100 millones de dólares en 2000.

  • En The Standard


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios