BAQUIA

Luces y sombras de Live Search

Ya se puede probar la versión beta del nuevo buscador de Microsoft, Live Search. El ingenio ha sido programado con AJAX, por lo que los resultados se generan dinámicamente. De entrada, sorprende la limpieza del diseño, que muestra los resultados en una interfaz clara y despejada. A diferencia del estándar habitual en los buscadores, los enlaces se muestran en una única pantalla, que se recorre con un scroll tan largo como extenso sea el listado de enlaces. Esto favorece a los resultados que aparecen después de las primeras posiciones, pues es sabido que la mayoría de los usuarios raramente acceden más allá de la segunda página de resultados.
El buscador de imágenes presenta más novedades: una barra permite cambiar cómodamente el tamaño de las imágenes que se muestran, que se almacenan en una columna de navegación lateral al pincharlas. También se incluye un botón que muestra la imagen en un pop-up, aunque en este caso las imágenes se superponen confusamente con la página original, con nula visibilidad, al menos utilizando el navegador Firefox. Probamos la herramienta con Internet Explorer, y descubrimos con sorpresa que sólo se puede acceder a la versión en castellano, en la que no se ha incluido la búsqueda de imágenes. De acuerdo, sólo es una versión en pruebas, pero ¿no es curioso que Microsoft ofrezca más prestaciones a los usuarios que acceden con el navegador de la competencia que a los que lo hacen con su propio navegador?
Otras de las novedades incluidas (en la versión completa, claro) son búsquedas locales, utilizando la tecnología de Virtual Earth, una búsqueda por feeds (que en la versión en castellano se denomina “Suministros”, término muy poco aclaratorio) y una opción de búsqueda personalizable mediante macros, aunque sólo los usuarios más avezados harán uso de ella. Tal vez se echa de menos una pestaña de búsqueda en blogs, que ya es una fuente importante de suministro de contenidos y, sin duda, lo va a ser aún más en el futuro.
Con todo, al margen de las mejoras introducidas, el principal escollo con que Microsoft va a encontrarse a la hora de promocionar su buscador y aumentar su cuota en este mercado (actualmente apenas el 11% en los EEUU) va a ser luchar contra el incontestable dominio de la marca Google, que muchos usuarios equiparan con el paradigma de las búsquedas online. Una masiva campaña publicitaria, similar a la que acompañó el lanzamiento de Windows 95, intentará echar el resto. Más


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios