BAQUIA

M. Stuart Lynn quiere redecorar la ICANN

 M. Stuart Lynn, actual presidente de la ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers), ha propuesto una drástica reestructuración con la intención de hacer olvidar los problemas de legitimidad que pesan sobre este organismo gestor de la Red desde su nacimiento en 1998, cuando heredó sus funciones del gobierno estadounidense.

Lynn ha sugerido en un encuentro a puerta cerrada que se abandone la polémica práctica de que los internautas elijan a sus representantes mediante unas elecciones globales que resultan demasiado caras y poco representativas, para que los gobiernos de los distintos países sean quienes designen a los elegidos. El presidente de la ICANN asegura que de esta manera los usuarios de Internet estarán mejor representados y que su organización será más eficiente y estable, pudiendo dedicarse a gestionar el ciberespacio en lugar de centrarse en los problemas propios de su funcionamiento interno.

Lynn ha explicado el porqué de su empeño por crear un organismo híbrido (público y privado al mismo tiempo). \”Si una cosa ha quedado clara durante los últimos tres años es que una entidad puramente privada que depende de la cooperación voluntaria de muchas otras entidades no es capaz de coordinar nada globalmente si un apoyo gubernamental\”, ha asegurado el presidente de la ICANN.

En concreto pretende que en lugar de 19 miembros en el consejo de dirección, haya 15. Cinco serían elegidos por los gobiernos, cinco por las empresas y otros cinco serían seleccionados de entre los actuales miembros de la ICANN (uno de estos 5 sería el propio Lynn). Además propone la creación de varios consejos distintos: Address and Numbering Policy Council (ANPC), Generic Top-Level Domain (TLD) Policy Council (GTNPC) y Geographic TLD Names Policy Council (GTNPC). Y cuatro comités centrados en los aspectos técnicos, de seguridad, del sistema de servidores raíz y gubernamental.

Como era de esperar, la propuesta no ha gustado demasiado entre aquellos miembros del consejo de la ICANN que consiguieron su silla en las votaciones que Lynn intenta eliminar. Karl Auerbach, que representa a los internautas estadounidenses, ha llegado a decir que \”es el equivalente a que el presidente de los Estados Unidos aboliera el Congreso\”. Algunos analistas también han reaccionado cuestionando que los gobiernos sean los suficientemente rápidos de reflejos para bregar con la tecnología en la que reposa Internet, y preguntándose sobre la necesidad de que la ICANN exista si es que se da el caso de que los gobiernos intervengan.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios