La Navidad de los Wearables

wearables.jpg

Buenas a todos y ¡Feliz Navidad!

 

Acaba de terminar el Sorteo de Navidad y muchos estaréis ahora mirando las numerosas webs en las que se pueden comprobar los números premiados, así que ¡suerte!

 

Lo que sí es cierto es que indiferentemente de si nos ha tocado algo o no en el sorteo,  los regalos protagonistas de estas Navidad son los wearables. Ya hace más de un año, Google lanzaba el pistoletazo de salida con sus Glasses, esas gafas que… cuando sean asequibles (y estén más depuradas) seguramente empezaremos a ver como algo normal por la calle.

Hace poco, Apple presentaba al mundo su AppleWatch (no iWatch como muchos se aventuraban a decir) y si bien parecen tecnologías muy superiores (y más caras) a los de sus competidores, todos los fabricantes y desarrolladores están trabajando en la misma línea.

Por otra parte, los fabricantes de tecnología deportiva, que hasta ahora se enfocaban más a deportistas muy aficionados o de alto nivel, ahora han ampliado su scope al grueso de usuarios. Puede que en este campo el iniciador fuera FitBit con su primera pulsera, pero desde luego son muchos más los que luego se han subido al carro viendo que a la gente le gusta estar informados sobre su salud y su actividad diaria: Misfit, Runtastic Orbit, Garmin VivoFit, Samsung Gear, Nike Fuelband, Jawbone Up,… son sólo algunos de los que intentan robar un poco de protagonismo a FtiBit, que sigue siendo el líder, pero ahora tiene que compartir el pastel con muchos más jugadores.

 

Y lo que nos llega ahora, son los smartwatchs, a la espera de que las grandes marcas lancen productos más refinados (tras las primeras versiones casi para tantear el mercado) y sobre todo que bajen un poco los precios. Estos gadgets además de seguimiento de actividad física (como los brazaletes fitness o pulseras cuantificadoras mencionadas en el párrafo anterior) nos permitirán realizar otras muchas tareas como hacer y responder llamadas, leer SMS/Whatsapps, ver Twitter, hacer fotos a distancia,… prácticamente las aplicaciones son infinitas, sólo limitadas por el tamaño del dispositivo y la imaginación de los desarrolladores.

Pero ya no son sólo las grandes marcas las que proponen ideas innovadoras, ya vimos hace unos meses como las empresas asiáticas (por no limitarnos sólo a las chinas) presentan cosas diferentes, siguen apostando por el lowcost pero parece que cada vez entienden más la importancia de diferenciarse.

 

Por mi parte no tengo ninguna duda de que el 2015 nos traerá mucha más innovación y una sociedad más interconectada. Dentro de poco ya no serán las pulseras o él móvil quienes nos digan cuánto hemos andado hoy, sino los propios zapatos, indicándonos además con qué fuerza hemos pisado, si el ángulo es el correcto o pisamos mal y tenemos una probabilidad de tener lesiones de rodilla en X años, la longitud de nuestros pasos, los escalones subidos y bajados…

Además, otra prueba de la fuerza con que llegan los wearables, es que a través del móvil o de wifi, vuelcan información a la nube (cloud), que luego podemos ver y analizar (bigdata-analytics), así que… vienen para quedarse!

 

Este es seguramente uno de mis últimos posts del año, ¿sobre qué tratará el primero del 2015?

¡Feliz Navidad y un excelente 2015 para todos!


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios