BAQUIA

Review Honor 6: Huawei quiere ser marca premium

honor6flat-white.png

Huawei es una marca china que prácticamente todos conocemos gracias a componentes de red como los routers, modems, switches… que han llenado nuestros hogares desde que el ADSL empezó a ser algo común.

 

Sin embargo, y para no quedarse atrás, en los últimos años la marca ha dado el salto a los dispositivos portátiles: móviles y tablets, aunque sin llamar demasiado la atención.

b2ap3_thumbnail_honor6versions2.jpg

Para cambiar este tendencia, han presentado una nueva línea de negocio bajo el nombre de Honor, cuyo buque insignia es el Honor 6. Se presenta como una marca independiente de Huawei, aunque evidentemente con el respaldo que da tener a una marca tan conocida por detrás. Algo como lo que sucede con Toyota y Lexus en el mundo de la automoción.

 

Lo más peculiar de esta nueva marca es que quiere ofrecer altas especificaciones a precios muy contenidos, apoyándose sobre todo en la venta online, algo que ya hemos visto en otros fabricantes asiáticos, o incluso en Google con sus Nexus.

 

Especificaciones

 

Estas son las características que se anuncian en su página web…

Honor6-specs.jpg

*el almacenamiento interno y el tamaño de las tarjetas aceptadas se ha mejorado en la nueva versión.

 

A priori no hay dudas de que se trata de un terminal de última generación con potencia de sobra (¡octa-core y 3GB de RAM!)… ahora veamos cómo rinde 😉

 

Cada vez vemos más casos de terminales muy bien dotados de HW que luego suelen tener los mismos puntos flacos, a saber, calidad de la pantalla y definición de la cámara (sobre todo en condiciones de poca luz) a pesar de presentar muchos megapíxels. Así que vayamos por partes.

 

Diseño

 

Frontal y parte trasera de cristal Gorilla Glass 3, unidas por un plástico en el lateral que quiere imita al metal (sin dar demasiada impresión de calidad). Líneas limpias y sencillas, sin demasiadas pretensiones ni nada que destaque demasiado… además de cierto parecido (indiscutible) con el iPhone 5. Desde los bordes redondeados, hasta el adaptador para el cargador en la parte inferior o la forma y colocación del altavoz delantero.

b2ap3_thumbnail_honor6flat3.jpg

Tan liso es el acabado de este terminal que le encuentro el mismo problema que tenía por ejemplo el Nokia C7… se resbala con mirarlo.

b2ap3_thumbnail_honor6back.jpg

En dicho frontal, además de esta gran pantalla IPS (de 5.0”, con una definición de 441 píxels por pulgada) encontramos el mencionado altavoz y la cámara de 5Mpx. Los controles táctiles, aparecen en la parte inferior de la pantalla. Con estas dimensiones, alcanzamos un ratio pantalla-superficie cercano al 76%.

 

Al girarlo, tenemos la cámara de 13Mpx(sensor IMX214 de Sony, 1/3.06”, f/2.0, 28mm con Total Focus y estabilización por software, HDR)y el flash dual LED en la parte superior izquierda y el altavoz en la parte inferior (también a la izquierda). El resto está totalmente despejado, sólo con el logo “Honor” en el centro.

b2ap3_thumbnail_Huawei_Honor_6_32GB_03.jpg 

 

En cuanto al diseño de esta parte, les doy un tirón de orejas pues el altavoz plano hace al apoyar el móvil se amortigüe el sonido, lo que empeora tanto la calidad como el volumen.

 

Interior

 

En su interior late un procesador octa-core Kirin 920 con cuatro núcleos Cortex A15 a 1,7Ghz y otros cuatro Cortex A7 a 1,3Ghz , acompañado por una GPU Mali T628 MP4 (a 600Mhz) y ¡3GB de RAM!

La memoria interna es de 32GB, pero de nuevo contamos con una ranura de expansión para una tarjeta microSD de hasta 64GB. Bravo por los chicos de Huawei/Honor que han sabido dar respuesta a una demanda de mayor almacenamiento.

 

Puesta en marcha, rendimiento y autonomía

 

El Honor 6 viene con Android 4.4 Kitkat, personalizado por Huawei con su Emui versión 2.3 que sinceramente parece que se queda un poco corto para lo que todo este HW puede ofrecernos. Sobre todo sabiendo que otros terminales de Huawei ya incoporan el Emui 3.0.

 

El sensor Sony IMX214 de la cámara lo montan también otros terminales de alta gama y muy de moda últimamente como los OnePlus One, el Nexus 6 o el Xiaomi Mi4. Sin embargo los resultados no son necesariamente los mismos…

 

Hago un inciso para hablar del número de megapíxeles y la calidad de las fotos. Hace poco saltaba el rumor de que el próximo iPhone seguirá montando la cámara de 8MP, algo que llama la atención cuando vemos que la mayoría de competidores están en una carrera por ver quién da más (13Mpx o 20Mpx ya no son algo descabellado). Sin embargo, los de Cupertino han mostrado a propios y extraños que el software detrás de la cámara es casi tan importante como las lentes utilizadas, recibiendo numerosas alabanzas por la rapidez de captura y la calidad de las fotos nocturnas (o con poca iluminación).

 

Dicho esto, es evidente que le encuentro algunas pegas a la cámara y es que, al igual que la mayoría de smartphones (low-cost) del mercado, podemos tomar estupendas fotografías con una buena iluminación, pero cuando ésta escasea, a pesar del flash encontraremos mucho ruido en nuestras instantáneas, al incrementarse la sensibilidad ISO.

 

La grabación de vídeo a 1080p a 30fps es buena gracias en parte al estabilizador óptico que reduce los temblores, a cambio de ver limitadas las posibilidades de la cámara, pues originalmente la resolución máxima de este sensor es de 4K a 30fps. En resumen, el vídeo es muy bueno, pero te quedas con la sensación de que te están recortando prestaciones :-/

 

La aplicación de serie para la cámara ofrece los controles básicos que, sinceramente, son más que suficientes para la mayoría de usuarios, de forma que quien quiera tener más contol sobre elementos como la exposición, saturación, balance de blancos, sensibilidad… puede optar por aplicaciones de terceros disponibles en Google Play.

 

Es evidente que con la reciente fiebre de los selfies, la cámara delantera cobra más protagonismo que antaño. De ella sólo mencionar que los 5Mpx dan unos resultados similares a su hermana de la parte posterior, buena calidad con buena iluminación y ruido cuando ésta escasea. Señalar que incorpora de serie un filtro con “efecto belleza” precisamente para estos selfies.

 

Hablando del rendimiento del Honor 6, no puedo decir más que fluido y rápido en todas lo que le pidamos: navegación (con wifi, 3G o 4G), trabajo (correo, WPS Office,…), multimedia (películas en HD sin saltos) o juegos (de nuevo incluye el Asphalt 8 de serie y se comporta a las mil maravillas).

b2ap3_thumbnail_honor6maxresdefault.jpg

En cuanto a la batería, con sus 3100 mAh da de sobra para aguantar más de un día con un uso normal/intensivo. Además incluye una herramienta de control y ahorro de energía, con diferentes planes y resultados bastante interesantes en función de cuanta “rienda” le dejemos suelta al Honor 6.

También aquí tirón de orejas para los diseñadores, pues deberían haber incluido la carga ultra-rápida que vemos en los terminales más nuevos, y que permite cargar hasta el 80% de la batería en tan sólo 15 minutos.

 

No voy a caer en el tópico de benchmarks AnTuTu y similares, pues sinceramente todos los smartphones que estamos viendo hoy en día (chinos o de primera marca) están sacando notas muy altas y eso no siempre se traduce en una igualmente alta experiencia de usuario.

 

Conclusiones

 

Un terminal muy equilibrado en todos los apartados, con algunas pegas que esperemos mejoren en las próximas actualizaciones, pues recordamos que no lleva ni la última versión de Android, ni la última versión de Emui. Por lo que en cuanto Honor (o Huawei como primera marca) libere estos updates seguramente la experiencia de usuario mejore notablemente.

 

 

El precio del terminal, ya con la nueva configuración (32GB de ROM y hasta 64GB con la tarjeta microSD) es inferior a los 330€, en algunas tiendas como Etotalk, incluyendo ya el envío urgente con DHL (a la puerta de casa). Lo cual lo convierte en una opción muy interesante


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios