BAQUIA

Más caña a Microsoft

Microsoft ha vuelto a levantar polvareda. Después de su polémico regalo de portátiles a bloggers para que probaran su nuevo sistema operativo, ahora ha ofrecido dinero a un técnico australiano, Rick Jelliffe, para que corrigiera unas supuestas inexactitudes en varias entradas sobre open source publicadas en la Wikipedia, que, sospechan en la empresa de Redmond, pueden haber sido editadas por personal de IBM. Una portavoz de Microsoft ha defendido a su empresa alegando que se limitaron a recurrir a un experto independiente para que determinara las posibles incorrecciones del artículo y las corrigiera. Pero la jugada no ha hecho nada de gracia a Jim Wales, el fundador de Wikipedia, quien ha visto mancillado el espíritu de la enciclopedia colaborativa.

La importancia de la Wikipedia como medio de consulta no deja de crecer. Sus contenidos han ido alejándose de los temas geeks y de intereses personales para aproximarse a una enciclopedia “de verdad”, donde poder buscar cualquier cosa. Pero el tratamiento del mundo empresarial queda un tanto desplazado o incompleto, dado que la mayoría de entradas son aportadas por usuarios corrientes, que no conocen a fondo los entresijos de muchos asuntos profesionales. ¿Tan grave es entonces recurrir a un experto para corregir inexactitudes? ¿Acaso no es más fiable un profesional que un usuario corriente?

En el “escándalo” también influye, como no, la ideología de muchos de los participantes en Wikipedia, contrarios al modelo de software propietario que siempre ha liderado Microsoft. De haber sido otro, tal vez el caso no hubiera resultado tan sonado, pero ya se sabe que todo lo que tiene que ver con la empresa de Bill Gates despierta especial sensibilidad entre ciertos colectivos que vigilan a la compañía con el cuchillo entre los dientes. Otos hacen lo mismo con más disimulo o menos notoriedad y aquí no pasa nada. Bien está que Wales insista en la labor de vigilar para evitar que Wikipedia se convierta en un tablón de anuncios, pero es de esperar que actúen igual con todo el mundo. Lo contrario se llama fariseísmo.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios