BAQUIA

Más mitad de los internautas de EEUU es pirata, pero casi ninguno la sabe

La Business Software Alliance (BSA), el sabueso del software comercial, estima que la mayoría de los internautas que descargan programas de la Red no paga por todas las veces que después lo instala. Según la encuesta encargada a Ipsos-Reid, basada en más de 1.000 entrevistas, casi la mitad de los internautas estadounidenses conectados se ha bajado software comercial de la Red, pero el 81% de ellos no ha pagado por cada copia que ha hecho (instalan el programa con licencia para un usuario en varios PCs).

Para colmo de males de los fabricantes de software, la BSA dice que el 57% de los se han descargado programas nunca (el 25%) o en raras ocasiones (el 32%) ha pagado un dólar por las aplicaciones. Sin embargo los usuarios no son tan conscientes como la industria de que están perpetrando un delito: sólo el 12% de los entrevistados reconoce haber cometido \”piratería de software\” en alguna ocasión.

El presidente de la BSA, Robert Holleyman, dice que es la primera vez que identifican las actitudes del usuario final sobre el robo online, \”y hemos detectado una tendencia hacia una actitud preocupante que viola las leyes del copyright y cuesta a la industria miles de millones de dólares y cientos de miles de puestos de trabajo cada año\”.

Sólo le consuela el hecho de que el 95% de los internautas considera que los creadores de software deben cobrar por su trabajo, y que otro 85% que está de acuerdo en que la protección de la propiedad intelectual \”es crucial para garantizar los ingresos de los que dependen y para financiar proyectos de investigación y desarrollo\”.

La BSA estima que la industria pierde unos 12.000 millones de dólares anuales en copias ilegales y otros delitos. Actualmente el software descargado por Internet sólo representa una pequeña parte del botín total de los piratas de los piratas, pero se espera que crezca exponencialmente a medida que las empresas comiencen a distribuir masivamente sus programas online.

Por eso, la BSA no ceja en su empeño de rastrear la Red a la caza de malhechores. Utiliza un software especial para escanear Internet y localizar los programes ilegales intercambiados en las redes peer-to-peer (tipo Kazaa o eDonkey), los chats (IRC) y las páginas web y FTPs, Tras tres meses de búsqueda, la organización que representa a los grandes de la industria ha enviado más de 8.500 avisos a los proveedores de acceso infractores.

  • Más en Silicon Valley


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios