BAQUIA

‘Matamarcianos’ para todos los públicos

Lejos queda ya el estereotipo de los videojuegos como entretenimiento para niños o freaks. Cada vez son más los que se acercan a esta forma de diversión que no conoce ni edad ni sexo, y que en muchos casos se ha convertido en una manera más de amenizar la sobremesa con la familia y amigos.

La “culpa” de este cambio trascendental la tiene, en su mayor parte, Nintendo. La compañía nipona ha revolucionado el sector con Nintendo DS y Wii, dos sistemas que han buscado desde un primer momento a aquellos jugadores natos que no sabían que les interesaban los videojuegos.

Según el New York Times, cada vez son más las críticas que surgen con respecto a los juegos violentos y, pese a ello, no deja de aumentar el número de casual players que deciden pasar un buen rato jugando a diferentes sistemas. Madres o abuelos son dos de estos nuevos sectores que se sienten cada vez más interesados por la diversión con las nuevas tecnologías.

Gracias a este fenómeno, numerosas compañías están estrujándose el cerebro para lanzar juegos que atraigan a nuevos núcleos de población, en detrimento de los hard-core players que han visto como su diversión favorita se convertía en algo masivo.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios