BAQUIA

Medio siglo de gadgets

Con la proximidad del fin de año se suceden las listas recopilatorias con lo más granado de 2005. La revista PC World ha ido más allá para elaborar la relación de los 50 mejores gadgets de los últimos 50 años. Analicemos someramente el top cinco:

  1. La lista la encabeza un aparato tan legendario como revolucionario: el walkman TPS-L2, de Sony, Era el año 1979, y la compañía nipona ponía en el mercado el aparato que inauguraba la era de la electrónica personal. Se trataba de un objeto de lujo (su precio: 200 dólares de la época), que por primera vez permitía la portabilidadde la música. 25 años y 330 millones de unidades vendidas certifican el éxito de la idea, aunque curiosamente, en Sony temieron que el cacharrito fuera tildado de antisocial, por lo que los primeros modelos incorporaban dos clavijas para auriculares..
  2. En segundo lugar encontramos al heredero digital del walkman, que no es otro que el iPod de Apple. Comercializado por primera vez en 2001, actualmente acapara el 80% de las ventas de reproductores digitales. El primer iPod costaba 399 dólares, traía un disco duro de 5 GBs y sólo funcionaba con Mac. Cinco generaciones después, ha ampliado enormemente sus prestaciones.
  3. Replay TV y HDR110, de TiVo (1999): ante todo, una revolución en el ámbito de la publicidad tradicional. Por primera vez, el espectador de televisión puede grabar un programa y reproducirlo sin necesidad de ver los anuncios, gracias a la señal digitalizada u al disco duro en que se almacenan las imágenes..
  4. PalmPilot 1000, de 1996: el primer asistente personal (obviamente digital) que cabía en el bolsillo de la chaqueta. Su éxito se basó en actuar como complemento del ordenador, no suplemento. Este modelo traía 128 KBs de memoria (suficiente para almacenar 500 nombres y direcciones) y reconocimiento de escritura. Las versiones posteriores fueron más pequeñas y potentes, pero básicamente se trataba de mejoras de la elegante simplicidad del modelo original.
  5. Sony-CPD 101, de 1982, fue el primer reproductor de CD en comercializarse, momento en que comenzó el declive de los discos de vinilo para dejar paso a los compactos, más resistentes, duraderos y fiables. Ahora, con las tecnologías SuperAudio CD y DVD-Audioa la vuelta de la esquina y un creciente mercado de descargas de mp3, estos aparatos podrían estar condenados a seguir el mismo destino que los viejos tocadiscos.

Y es que los gadgets se han hecho imprescindibles, al menos para la vida de los norteamericanos, a los que se puede considerar adictos a la tecnología. Un tercio de los hogares del país gasta más de 200 dólares al mes en lo último en entretenimiento y comunicación, según una reciente encuesta de AP-Ipsos. ¿Realmente es necesario?


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios