BAQUIA

METAL 2.0: Red social de informáticos para incrementar la productividad de las empresas

Si partimos de la base que en España hay del orden de 1.660.000 empresas con al menos 1 empleado, y que todas necesitan y tienen la figura del \”informático\” (generalmente en plantilla si la empresa tiene más de 20 empleados, y subcontratado si tiene menos), parece razonable plantear que esa figura deba conocer los últimos avances que se produzcan en el ámbito de las TIC para hacer cada día más competitiva la empresa en la que lleva a cabo su trabajo, y lo que es más importante, cómo implantar esos avances viendo especialmente los casos de éxito y fracaso de otras empresas.

Por nuestra experiencia intentando transferir tecnología TIC a las empresas desde hace cerca de 15 años, desde AIMME hemos identificado diversos problemas relativos a cómo comunicar al informático los avances que creemos que deben incorporar en sus procesos.

Cambio en el modelo de atención

El primer problema es que esa comunicación se hace cada vez más complicada y difícil, por motivos como:

  • La sobreinformación que recibimos todos a diario, al utilizar a lo largo del día decenas de canales de comunicación para informarnos, tanto medios offline (radio, TV TDT, prensa y revistas papel) como online (email, web, portales, suscripciones RSS, canales 2.0 como blogs y redes sociales).
  • La continua recepción de mensajes de spam que consigue sortear los sistemas anti-spam y requieren de nuestra atención para identificar si se trata de un mensaje esperado, o bien uno de publicidad no deseada.
  • La asignación de baja prioridad de atención a los temas no alineados con la estrategia actual de la empresa con apoyo de las TIC.
Cambio en el modelo de colectivo

El segundo problema identificado es la dispersión del colectivo de ingenieros informáticos, debido principalmente a su juventud (sólo con 25 o 30 años de antigüedad frente a otras disciplinas con más de 100 años de historia) y los consiguientes esfuerzos necesarios a la hora de intentar hacer llegar a todo ese colectivo cuáles son los avances que deberían incorporar en sus empresas. Paradójicamente, es uno de los colectivos de titulados universitarios más numeroso de toda España y a la vez uno de los menos unidos.

Simultáneamente existe una doble tendencia, a crear o ampliar colectivos para compartir información, formación, defensa de intereses comunes, etc. tanto en el mundo físico (colegios profesionales, asociaciones de profesionales TIC o de antiguos alumnos) como en el electrónico (comunidades virtuales, foros y grupos específicos por geografía o temática, en redes sociales como Facebook, Linkedin, Xing o Tuenti) creados y mantenidos por los propios usuarios.

Cambio en el modelo de aprendizaje

Finalmente, el tercer problema identificado deriva del paso del tiempo, que provoca que las primeras generaciones de ingenieros informáticos formados hace 30 años (muchos de ellos al frente de departamentos de informática por tratarse de puestos de trabajo con perfil sénior al frente de técnicos júnior) hace cada vez más necesario el reciclaje profesional, con la complejidad añadida que la tecnología cambia cada vez más deprisa, obligando a un proceso de aprendizaje continuo.

Simultáneamente están proliferando cada vez más los contenidos abiertos de alto valor añadido, dejados gratuitamente en Internet con licencia Creative Commons, documentación y libros en PDF, vídeos de cursos y jornadas, tesis doctorales y artículos científicos, etc.

El experimento METAL 2.0

Por todo ello, desde AIMME hemos puesto en marcha una iniciativa innovadora, denominada METAL 2.0. El objetivo es intentar que se utilicen los canales existentes entre informáticos (sean relaciones personales o profesionales) y aprovechar los canales de difusión que cada uno conozca y tenga a su alcance (offline, online 1.0 y 2.0) para intentar comunicar dos mensajes de innovación en TIC:<ol

  • Las nuevas herramientas, como Web 2.0, redes sociales, e-marketing, software libre, etc., están cambiando nuestro entorno a una velocidad vertiginosa, y las empresas no deben ser ajenas a ello si no quieren perder el tren de la competitividad.
  • Los protagonistas y arquitectos del cambio somos, en especial, los ingenieros informáticos.
  • No deja de ser una utopía que los 225.000 profesionales TIC formados en los últimos 30 años estemos interconectados, más que con un mismo cable denominado Internet, con un mismo objetivo: hacer más competitivas a nuestras empresas a un ritmo cada vez mayor, hasta los niveles que nuestros dirigentes consideren que son capaces de digerir sin poner en juego la supervivencia de la empresa, dado que –recordemos- las TIC son una herramienta, no un fin. Pero una herramienta clave, una condición necesaria pero no suficiente, que requiere de la colaboración e implicación de las personas que la usan.

    Quizá algún día esa utopía pueda convertirse en realidad y pasemos a estar de una vez en el grupo de países que van a la cabeza de la locomotora de Europa. Probablemente, si eso llega a ocurrir, será por haber conseguido entre todos digitalizar cerca del 100% de los procesos de cerca del 100% de las empresas antes que otros países de nuestro entorno.


    Compartir en :


    Noticias relacionadas




    Comentarios