Mi PC me enseña inglés

Asistir a cursos presenciales para aprender idiomas, un suponer, está dejando de estar de moda. Requiere tiempo y una voluntad que muchas veces, después de las maratonianas jornadas de trabajo, brilla por su ausencia. Bien, pues la tecnología viene a poner remedio a esta situación; hoy, los ordenadores ya son capaces de enseñarnos inglés, francés o chino –sí, está muy en boga por evidentes razones comerciales-.

Y es que estos cacharritos con los que tantos nos ganamos el cocido son capaces de analizar acentos, entonaciones y pronunciaciones tal que un nativo del idioma en cuestión, oiga. El entorno online fomenta la interactividad, de modo que eso de dormirse en plena charla del profesor, como bien puede suceder en las aulas físicas, queda descartado.

Claro que uno mismo debe automotivarse de modo incesante, porque lo mismo puede ocurrir frente a la pantalla. Son bastantes ya las empresas que acuden al e-learning para dotar de cosmopolitismo al habla de sus empleados; por su parte, las firmas dedicadas a la formación online, sabedoras de esto, se esfuerzan por diseñar cursos a la medida de cada compañía y su personal.

Además, ¿quién no tiene hoy a unos cuantos trabajadores en Madrid, otro puñadito en Londres, otro más en Tokio…? La educación idiomática a distancia hace que no haya que reunirles a todos; que se les puedan impartir los cursos simultáneamente. No lo piense más: si quiere aprender idiomas, póngase a darle a la húmeda con su máquina. Más.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios