BAQUIA

Mi PC me traumatiza…

Como lo leen: su PC puede convertirse en su peor enemigo. Así que si el software puede causar el mismo dolor e idénticos traumas que los males físicos, pongámonos a rezar para que los programadores sean benévolos y palíen en lo posible el problema.

Todos hemos sufrido alguna vez las famosas caídas de los sistemas informáticos , incluso cuando estamos a punto de terminar un texto (damos fe de ello, y del trauma que nos entra). Aunque los investigadores de la UCLA se han centrado para llegar a su conclusión en los juegos, las extrapolaciones son múltiples: cuando se nos cuelgan las webs con las que estamos trabajando, o cuando el correo se estropea. El ordenador fue concebido para ser una fuente de satisfacción, nunca de angustia.

Está demostrado que la introducción de nuevas tecnologías trae consigo grandes transformaciones no sólo de infraestructuras sino, lo que es más importante, psicosociales. Es la denominada angustia tecnológica: los empleados y usuarios en general sufren cambios psicológicos causados por la informática –inseguridades, dependencias pueriles, desconocimientos, sensación de atraso, etc-.

Pero marcha atrás no puede haber; bastante hemos avanzado para volver a herramientas desterradas. También puede ser que la culpa sea nuestra y que estemos desprendiendo día tras día una empatía negativa que acaba por insensibilizar a nuestros delicados PC. En tanto se resuelve mejor el enigma, relájese y disfrute (si puede).


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios