BAQUIA

Microsoft dará gratis datos de Windows, pero no para el software libre

Microsoft se ha comprometido ante la Comisión Europea a ofrecer a sus competidores de forma gratuita parte de los datos que garantizan la compatibilidad de Windows con los programas rivales, aunque veta la concesión a los fabricantes de software libre. El Ejecutivo comunitario aseguró que luchará ante el Tribunal de Justicia de la UE para que los operadores de software libre también tengan acceso a esta información.

La CE desveló en un comunicado parte de los compromisos asumidos por Microsoft el pasado 31 de mayo, minutos antes de que expirase el plazo de que disponía para ajustarse a la decisión comunitaria que le obliga a conceder bajo licencia los datos que permitan la compatibilidad de Windows con los servidores de redes informáticas de la competencia. Según la nota, la firma de Bill Gates ha aceptado que sus rivales puedan emplear esta información para desarrollar y vender productos a escala global.

También se ha avenido a dividir en paquetes la información ofertada, de forma que cada operador pueda obtener los datos específicos que requiera y no esté obligado a abonar los derechos de copia de toda la información en su conjunto. Microsoft ofrecerá además \”cierta categoría\” de datos libre del pago de derechos de copia.

La CE ha valorado positivamente los compromisos de Microsoft, que someterá en las próximas semanas al examen de otros operadores del mercado para evaluar entre otras cosas si el coste de las licencias para acceder a los datos de Windows es razonable. En caso de que el examen sea positivo, Bruselas podría aceptar tales compromisos de forma provisional.

Si el Tribunal de Primera Instancia, que juzga el recurso de Microsoft contra el conjunto de la decisión de la CE, acaba fallando en favor del Ejecutivo comunitario, éste exigirá a la empresa de Bill Gates que permita el acceso de los fabricantes de software libre, por lo menos a los datos de Windows que no impliquen innovaciones técnicas.

La decisión de la CE de marzo de 2004 incluye también la exigencia de que Microsoft comercialice en la UE una versión de Windows desprovista del reproductor multimedia Media Player, al objeto de que el consumidor pueda optar con más libertad entre éste y otros programas rivales, como Real Player.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios