BAQUIA

Microsoft el amigo de las discográficas

El plan de Microsoft de hacerse con el control de los reproductores multimedia, integrando Windows Media Player en el sistema, como antes hizo con Internet Explorer, tiene letra pequeña: impedir que los usuarios reproduzcan música de origen desconocido.

Según los análisis de varios betatesters, Windows XP impide crear archivos MP3 con alta calidad. Las últimas versiones ni siquiera incluyen esta posibilidad. De esta forma pretende favorecer el uso de su propio formato de compresión de sonido, WMA, que no sólo no tiene limitación, sino que puede ser protegido.

Con WMA, el usuario sólo puede reproducir la música registrada, es decir, la que comprima directamente desde un CD de su propiedad. Para que siga funcionando después de una reinstalación, o en otra máquina, es necesario actualizar los permisos.

Esta estrategia, que seguro irritará a los usuarios, hará que Microsoft gane el favor de la industria discográfica, convirtiendo el PC en un seguro, carísimo y convenientemente castrado reproductor multimedia.

  • En The Register

Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios