BAQUIA

Microsoft gastará 500 millones de dólares en promocionar Phone 7

Imaginen a tres atletas compitiendo en una carrera de medio o largo fondo, pero con una peculiaridad: primero arranca sólo uno de ellos; cuando ha completado una vuelta, arranca el segundo; y cuando los dos primeros han completado otra vuelta, sale por fin el tercero… ¿Quién tendrá más opciones de ganar?

Más o menos esa es la situación en que se encuentran los tres competidores principales en el mercado de los smartphones: Apple lanzó su iPhone hace cuatro años; dos años después llegó el Android de Google; y este otoño, Microsoft va a comenzar a competir en serio con su Windows Phone 7, después de los intentos fallidos de Windows Mobile.

Está claro que la desventaja que tiene Microsoft es muy grande, y para intentar reducirla va a recurrir a uno de los activos más poderosos y contundentes que tiene: su cash. Según TechCrunch, Microsoft podría gastarse nada menos que 500 millones de dólares en el lanzamiento de Phone 7, una cantidad que algunos analistas elevan incluso a 1.000 millones.

El dinero se destinaría principalmente a las clásicas acciones de marketing y publicidad, pero también llegaría a desarrolladores de aplicaciones y fabricantes de hardware para “incentivarlos” a crear un ecosistema lo más completo posible para Phone 7.

Y es que hoy en día, las aplicaciones para los smartphones son casi tan importantes como el software que trae el teléfono. Por eso Microsoft está ofreciendo garantías financieras a los desarrolladores, para asegurarse de que su marketplace tenga un número aceptable de aplicaciones disponibles.

Es decir, les pagará independientemente de que sus aplicaciones se descarguen o no. En los casos de Apple y Android, los desarrolladores cobran en función del número de descargas de sus programas, por lo que existe el peligro de desmotivación o descontento si éstas no llegan. Un riesgo que Microsoft no quiere correr.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios