BAQUIA

Microsoft, Google y Apple: 25 años haciendo dinero

La trinidad tecnológica, Microsoft, Google y Apple. Cada uno domina sus respectivos mercados, a la vez que intenta pisar el terreno de los demás. Pero en el aspecto financiero, ¿cuál es la comparación entre los tres gigantes? En Pingdom.com encontramos un interesante artículo en el que se analizan los resultados financieros de las tres (sólo ingresos y beneficios netos anuales, para evitar las fluctuaciones de las valoraciones bursátiles) desde 1985 hasta ahora. Conviene recordar antes de comparar que Microsoft y Apple son empresas veteranas (por lo menos, dentro de los estándares de la industria tecnológica): las dos nacieron a principios de la década de 1970. Google es relativamente joven, fundada en 1998. El primer gráfico muestra los ingresos de las tres compañías, en magnitudes anuales, no acumuladas. Llama la atención que entre 1985 y 1995 Apple superó a Microsoft. Por entonces la empresa de la manzana era mayor que Microsoft, que no comenzó realmente a despegar en ingresos hasta el lanzamiento en 1995 de Windows 3.1 y Windows 95. También destaca el crecimiento continuo desde 2003 de la empresa de Steve Jobs, que no parece haber notado la crisis los últimos dos años, como sí lo ha hecho Microsoft. Por su parte, los ingresos de Google son ascendentes desde su salida a bolsa en 2004 Un tanto diferente es la situación si se comparan los beneficios: Microsoft es aquí insuperable, a pesar de algunos altibajos. Llama la atención la igualdad entre Apple y Google, a pesar de que ésta es mucho más joven y tiene la mitad de empleados. La comparación de las tres hace pensar si en los próximos años Google y Apple podrán alcanzar a Microsoft, de seguir el ritmo actual. Por último, el análisis individual de cada compañía muestra… – Que Microsoft ha conseguido ser rentable todos los años desde 1985, año de su salida a bolsa, demostrando que sabe cómo hacer dinero y que por algo Bill Gates es el hombre más rico del mundo. – Que Apple superó su travesía del desierto durante la década de 1990, cuando tuvo incluso dos años de pérdidas. Steve Jobs volvió en 1997 para rescatar a la compañía, y desde 2004 el iPod y el luego el iPhone han disparado ingresos y beneficios. – Que Google es un –envidiable- ejemplo de rentabilidad, aplicando la diversificación a su línea de negocio, que se traduce en ingresos y beneficios en crecimiento constante.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios