BAQUIA

Microsoft lanzará la Xbox Live el 15 de noviembre

Microsoft celebrará el primer aniversario de la consola Xbox lanzando su servicio de juegos online, Xbox Live. La fecha elegida será el 15 de noviembre, siendo Estados Unidos el primer país en el que comenzará a funcionar y a venderse junto con seis juegos.

La idea inicial de la empresa de software consiste en vender el nuevo producto a 50 dólares la unidad. El paquete completo, de suscripción anual, incluye unos cascos con micrófono y los programas que harán funcionar la Xbox Live con una conexión de alta velocidad.

Este ambicioso nuevo proyecto ha sido descrito como el equivalente a Disneyland online. Un lugar al que los ‘jugones’ podrán conectarse desde cualquier parte del mundo para acceder a múltiples juegos y prestaciones online. Xbox Live es en realidad el primer paso que va a dar Microsoft para convertir a su consola en la puerta grande por la que Internet se adentre en el salón y se popularice entre los habitantes más renuentes, que acabarán haciendo la compra o consultando la cuenta del banco mediante ella. Es decir, el primer ladrillo de lo que era su idea original desde el principio.

Microsoft se juega mucho con esta iniciativa, ya que será uno de los puntos que más le diferenciará respecto a sus más fieros competidores, la PlayStation 2 de Sony y la GameCube de Nintendo. El esfuerzo también se reflejará en el dinero que la compañía tiene previsto invertir en su nuevo servicio: 2.000 millones de dólares en los próximos años. El principal destino será la construcción de la red necesaria para jugar online y desarrollar la nueva generación de su consola.

Sony tendrá hasta el próximo 15 de noviembre para engrasar su maquinaria. La empresa nipona también ha anunciado que el 27 de agosto comenzará a vender un adaptador para conectar la PlayStation2 y jugar online.

Aunque en principio la dos compañía comercializarán un servicio similar, las diferencias pueden encontrarse en que, por ejemplo, Xbox Live utilizará una red cerrada, lo que permitirá a los jugadores conectarse entre sí.

Ambos movimientos se insertan en lo que se ha dado en llamar familiarmente \’guerras de las consolas\’, que enfrenta a Microsoft, Sony y Nintendo. No obstante, los analistas muestran su escepticismo ante los nuevos productos. Y es que consideran que hasta que dentro de unos años no comiencen a venderse las consolas de nueva generación, estas iniciativas no lograrán la aceptación esperada.