Microsoft responde a Google: “Nosotros no copiamos”

Tal vez algún día, alguna empresa tecnológica acusará a otra de copia, plagio, espionaje, robo o cualquier otra práctica desleal, y la acusada aceptará su culpa. Pero lo normal es que las acusaciones se nieguen, cuando no se devuelven en un "efecto boomerang".

Esta semana Microsoft ha tomado parte en los dos bandos. Si primero acusaba a Yahoo de ser la culpable del consumo excesivo de datos en algunos teléfonos WP7 (Yahoo replicó que la culpa es de la mala implementación de su servicio de correo en la plataforma), después tuvo que defenderse de las acusaciones de Google de copiar los resultados de su buscador en BIng.

La respuesta oficial viene de Yusuf Mehdi, vicepresidente de la División de Servicios Online de Microsoft, y la ha publicado en el blog oficial del equipo de Bing. Ante todo, se muestra sorprendido por las acusaciones de Google, y lo que describe como su “fingida indignación”.

Lo siguiente es aclarar que Microsoft no copia a ninguno de sus competidores, que para eso tienen en plantilla a algunos de los mejores profesionales del mundo en materia de búsquedas: “Que un competidor les acuse de esas actividades es simplemente un insulto”, escribe Mehdi.

También describe el método que Google usó para supuestamente descubrir el plagio de Bing como una especie de trampa, similar a las técnicas de fraude en los clics que utilizan los spammers para atraer usuarios engañados a sus webs.

Y después, viene el “efecto boomerang”; Mehdí recuerda las innovaciones que ha introducido Bing en los últimos dos años, como la inclusión de fotografías en su página de inicio, el scroll infinito en las imágenes, LA integración con Facebook y Twitter o las búsquedas más visuales.

Muchas de esas funciones las ha adoptado Google, si es con mayor o menor acierto deben decidirlo los usuarios. Pero a Mehdí no parece importarle ese “préstamo”, ya que se muestra contento de aportar nuevas ideas a la industria.

Por último, sugiere que las acusaciones de Google podrían proceder de su nerviosismo ante el aumento de calidad en las búsquedas de Bing, que amenaza la superioridad (esa que todo el mundo da por descontada) de Google.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios