BAQUIA

Microsoft rompe todas las previsiones

Microsoft ha vuelto a hacerlo: dejó en papel mojado de las previsiones de los analistas e incluso las suyas propias. Como viene siendo habitual, cerró su primer trimestre fiscal con unos beneficios y unos ingresos mayores de lo esperado. El buen comportamiento de la venta de licencias ha sido clave.

La empresa con sede en Redmond (Washington) cerró su primer trimestre fiscal, concluido el 30 de septiembre, con unos beneficios de 2.730 millones de dólares, o 50 centavos por acción. Echando la vista atrás, Microsoft ha mejorado un 113,2% sus cifras. Entonces concluyó el mismo periodo con unos beneficios de 1.280 millones de dólares, lo que supuso 23 centavos por título.

La misma tendencia mostró los ingresos, que alcanzaron la envidiable cifra de 7.750 millones de dólares. Hace un año fueron 6.130 millones.

Hace apenas tres meses las previsiones de la propia empresa se fijaron en unas ganancias netas de 42 o 43 centavos por acción. Los vaticinios de los analistas consultados por Thomson First Call mantenían las misma cifras, e incluso llegaron a subir hasta los 46. Finalmente Microsoft ha conseguido 50 centavos por valor.

Las claves de este crecimiento, que una vez más ha desbordado las previsiones de los analistas, se apoyan en el nuevo y polémico plan de licencias de software lanzado por la compañía y en las ventas de revendedores.

Como era previsible, estos buenos resultados causaron alborozo en la bolsa, donde las acciones de Microsoft subieron fuertemente en las operaciones posteriores al cierre de Wall Street, situándose a 53,20 dólares, tras haber terminando en la jornada regular en el Nasdaq a 50,77 dólares.

\”Los resultados de primer trimestre fueron excepcionalmente fuertes, excedieron nuestras expectativas. Durante el trimestre, vimos que los clientes adoptaron nuestros programas de licencias más ampliamente de lo que esperábamos, ya que éstos reconocieron el valor de participar en acuerdos de licencias de largo plazo para nuestros productos\”, apuntó John Connors, responsable financiero de Microsoft.

En este trimestre la firma de software vendió 67 millones de copias de su sistema Windows XP. Mejor comportamiento tuvo la versión para empresas y profesionales, que ya representan el 63% de todos los ingresos derivados de la venta de sistemas operativos.