BAQUIA

Mientras Hollywood estrecha el cerco sobre el P2P, Apple pone cordura

Los seis mayores estudios de Hollywood crearán una asociación tecnológica con objeto de idear nuevas fórmulas para proteger a las películas de la copia ilegal y la distribución en las redes P2P. Motion Picture Laboratories Inc., o Movielabs, buscará nuevas tecnologías para detectar grabaciones ilegales de películas en cines y evaluará nuevos dispositivos para PC y programas.

El objetivo de la asociación es descubrir tecnologías que combatan la piratería y recomendar su uso a universidades, compañías, proveedores de Internet y otros operadores de redes. Los estudios cifran en 3.500 millones de dólares sus pérdidas de ventas anuales por la copia ilegal de cintas y DVD, y están muy preocupados por posibles mayores pérdidas debido a la distribución vía Internet.

Esto por lo que respecta al cine. Pero en la música las cosas no andan mucho mejor. Las discográficas, o algunas de ellas, siguen queriendo subir los precios de las descargas legales de música, y Steve Jobs, presidente de Apple, ha sido bastante claro al respecto: si lo hacen, los usuarios que ahora compran en las tiendas legales dejarán de hacerlo y volverán a piratear los CD.

Apple está preocupada, y mucho; para entenderlo sólo hay que echar un vistazo a sus cifras de negocio. Tiene un 73% del mercado de reproductores musicales, diez millones de compradores habituales y ha superado la barrera de los 500 millones de canciones vendidas a través de iTunes.

Es un modelo tan revolucionario como exitoso el que le ha permitido alcanzar esta penetración en el mercado. Los consumidores han dado su visto bueno no a la venta de CD enteros, sino a la comercialización de canciones por 99 centavos de dólar en EEUU y 99 céntimos de euro en Europa.

Las discográficas están renegociando los contratos con las tiendas de Apple. Y lo que en un principio les parecía fenomenal -iTunes-, ahora, mirando sus cuentas de resultados, resulta que les deprime. Parece que el nuevo canal les reporta pérdidas. Que un usuario compre dos o tres canciones, claro, no da tanto dinero como la venta de CD completos.

Durante la Apple Expo de París, Jobs también mostró su escepticismo sobre el mercado de descarga directa de canciones a los móviles, sobre todo por los precios que cobran las operadoras, más altos que los que se pueden disfrutar en la Red. Respecto a Rokr, el nuevo móvil de Motorola que ofrece acceso directo a iTunes, apuntó que Apple aprenderá de la experiencia con vistas a la explosión futura de las descargas inalámbricas.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios