Miller contra Pitfield

Photo: Paal Leveraas

En Toronto están en pleno proceso electoral por la alcaldía y alguno de los candidatos ha tomado buena nota de Joe Trippi. Mientras que Pitfield sólo incorpora en su página la posibilidad de hacer donaciones a la campaña, Miller despliega un sitio basado en redes sociales. Ofrece la posibilidad de abrir páginas a aquellos que se deciden a dar su apoyo al candidato, ya sea de manera individual o de manera conjunta.

En España no creo que funcionara una estrategia por el estilo debido a la estructura de partidos que tenemos. Aunque aquí ya se intentan aprovechar las redes sociales como herramienta de apoyo a las campañas políticas. Véase la creación de la Xarxa per Maragall en 2002, de cara a las elecciones a la Generalitat del 2003. O las diferentes plataformas que en nombre de ciertos colectivos daban apoyo a una de las opciones al pasado referéndum al Estatut.

Pero ¿Cómo tenemos que hacerlo? Hasta ahora el asociacionismo se ha tenido muy en cuenta cómo un eje vertebrador de la sociedad civil, pero se tiene que empezar a tener en cuenta la nueva sociedad digital y sobre todo ver cómo se estructura. Por eso plataformas artificiales que intentan reflejar un sistema lleno de limitaciones no acaban de tener el éxito deseado.

Joe Trippi lo deja claro, hay que aprovechar las ventajas que dan las nuevas herramientas de software social para agrupar en torno a un mismo interés grupos de apoyo político a un candidato. Grupos que podrán articularse a pesar de la distancia, a pesar de los horarios, a pesar de los presupuestos. Es una manera más de cohesionar, pero sobre todo de estimular el compromiso político.

¿Para cuando un Essembly?

política, redes+sociales, participación, toronto


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios