Mobuzz TV salva su match point

La semana pasada, Mobuzz TV lanzaba un llamamiento a sus espectadores, solicitando su ayuda para recaudar un total de 120.000 euros antes del 9 de noviembre, la cifra necesaria para continuar con su emisión diaria de programas (de lunes a viernes) durante los próximos tres meses.

En el vídeo se explicaban las diferentes formas de hacer llegar las donaciones a la compañía, vía transferencia bancaria o Paypal, entre otras. El equipo también aseguraba quede no lograr su objetivo, se devolvería todo el dinero a los donantes.

Finalmente, la cantidad recaudada ha sido de 32.300 euros, un 37,3% de lo que se solicitaba inicialmente, Sin embargo, como explica en un vídeo Anil de Mello, fundador de la compañía, el llamamiento ha surgido efecto, y ha servido para cerrar algunas de las iniciativas pendientes y firmar nuevos acuerdos publicitarios y de contenidos, por lo que la situación económica mejorará a corto plazo.

Mobuzz esta Vivo from Anil de Mello on Vimeo.

Lo cierto es que la iniciativa ha generado todo tipo de comentarios. Por un lado, los que creen, como Albert García Pujades, que no es una forma sostenible de mantener un negocio. “Ni iniciativas centenarias como la iglesia o las ONGs son capaces de cuadrar sus presupuestos con sólo los donativos (directos) de sus seguidores. ¿Cabe albergar alguna esperanza que suceda con un negocio convencional?”

“La explotación publicitaria, no es suficiente. Y mucho menos en tiempos de crisis. Los ejemplos están ahí mismo: ¿por qué los canales de televisión tienen teletiendas, o venden tonos SMS con la última melodía de la serie de moda? ¿O por qué prestigiosos periódicos se dedican a vender cuberterías, vajillas o moldes y utensilios para cocina?”, añade Albert.

En el otro extremo, encontramos la opinión de Enrique Dans, conocido blogger e inversor particular de Mobuzz TV. Para Dans, “la semana pasada, la compañía no tenía dinero para pagar las nóminas y otros gastos inmediatos, no tenía acceso a financiación, y veía los acuerdos con socios potenciales distanciados alrededor de unos tres meses. Necesitaba desesperadamente comprar tiempo de reacción y poder cubrir los gastos hasta que esos acuerdos se produjesen. La situación, gracias al esfuerzo de la comunidad, es hoy completamente diferente, e infinitamente más positiva.”

Dans reconoce el calculado efecto viral del mensaje, lanzado con el objetivo de generar el máximo de ruido (buzz) en la Red: “Buscábamos que se desencadenase un efecto viral que hiciese que la petición de ayuda llegase a muchos sitios, y que eso hiciese llegar muchas contribuciones de la comunidad de Mobuzz. Algo que me parece completamente lícito: intentar que un mensaje de ayuda llegue a cuantos más sitios, mejor.”

Legítimo o no, ortodoxo o no, replicable o no… El caso es que Mobuzz TV seguirá emitiendo.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios