BAQUIA

Móviles para todo, o todo en los móviles

La convergencia tecnológica parece un fenómeno imparable. Tres características marcan las últimas tendencias: la miniaturización, la conectividad y la portabilidad. Dentro de unos años, cuando vayamos de viaje no será necesario cargar con, por ejemplo, una cámara de fotos, un reproductor digital y un teléfono móvil, porque todas las funciones que ahora cumplen estos tres cacharros estarán agrupadas en un único aparato. Más cómodo para los geeks, que no necesitarán llevar encima un arsenal electrónico en sus desplazamientos, pero un tanto comprometido para los más torpes en la relación con los gadgets, pues fracasar en el manejo de uno de estos aparatos todoterreno puede significar convertirse en un troglodita tecnológico.
Pero no adelantemos tanto los acontecimientos. De momento, lo que parece inminente es la llegada de la televisión al móvil. Sí, al teléfono móvil, ese aparato que originalmente servía para enviar y recibir llamadas y mensajes. Lo dijo esta semana Steve Ballmer, presidente de Microsoft, en el congreso 3GSM que tiene lugar en Barcelona: su compañía prepara el lanzamiento en Europa del teleteléfono (habrá que buscar un nombre mejor para la criatura), que podría empezar a funcionar en pruebas en el Reino Unido el próximo verano. No se ha especificado por el momento si el teclado servirá para hacer zapping, aunque lo que parece evidente es que enviar mensajes a los programas será más fácil que nunca. Más


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios