Mozilla elige los mejores juegos de navegador

Los amantes de los juegos de laberintos están de enhorabuena, porque este formato clásico está de vuelta. Marble Run, que nos permite ir colocando obstáculos para mantener a una canica en movimiento el mayor tiempo posible, es el ganador absoluto de Game On, el concurso de juegos para navegador convocado por la Fundación Mozilla, responsable del navegador Firefox.

Además del amarillo Marble Run, victorioso en la categoría general y en la de ser "más web", Mozilla ha premiado a Far 7, un juego de naves espaciales en versión alfa, considerando que ofrece la mejor tecnología. La mejor estética es la de Sketchout, que reconvierte el clásico juego del tenis en versión espacial, dándonos un escudo con el que proteger a nuestro planeta de los proyectiles atacantes.

El más original es Favimon, en el que podemos combatir con favicons (esos iconos que aparecen en las pestañas del navegador) como si de un juego de combates con cartas se tratase. Más convencional, es Websnooker, un juego de billar elegido como el más pulido.

Robots are people too, es una loa a los derechos robóticos, el más divertido, pero en ningún caso el más sencillo. Diseñado sólo para dos jugadores, este juego basado en HTML5 requiere cooperación entre los dos jugadores para escapar de cada nivel, donde habrá que enfrentarse a enemigos que saltan, vuelan y ruedan.

Por último, el elegido por la comunidad es Z-Type, que hará las delicias de oficinistas, estudiantes, y demás personas encadenadas a un teclado. Es algo así como Space Invaders mezclado con un curso de taquigrafía, en el que hay que ir tecleando las palabras que aparecen cayendo del cielo, en el orden correcto, para derribar las naves extraterrestres.

Aunque pueda parecerlo, el objetivo de Mozilla con este concurso no era reducir a cero la productividad de los internautas, como hizo en su día el PacMan de Google, sino fomentar la creación de juegos para navegador, ahora que el género de los juegos casual está viviendo sus días de gloria gracias a los títulos para redes sociales (como el ya mítico FarmVille) o teléfonos inteligentes (como Angry Birds). Que estos títulos tengan éxito depende ahora de las ganas de jugar -y del tiempo libre- de los ususarios.

 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios