BAQUIA

Muerto el perro…

Imagínense tener una tienda con centenares de miles de vendedores. Desde luego, no sería tarea fácil tenerlos a todos controlados. Un problema así es el que afecta a eBay, que no puede evitar que en sus páginas se oferten miles de imitaciones de productos de conocidas marcas. Dos de estas marcas, Louis Vuitton y Dior, incapaces de detener el tráfico de productos pirateados, han decidido cortar por lo sano y denunciar directamente a la casa de subastas. Veremos como se resuelve el asunto, porque puede sentar un precedente que desate una ola de procesos judiciales de todos losafectados por el mismo problema.
Por cierto. ¿Compraría la ministra de Cultura su bolso en eBay?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios