BAQUIA

Multan a un pub por las descargas desde su Wi-Fi

Dejar el Wi-Fi abierto es sin duda un aliciente para atraer clientes a un local. Pero el dueño de un pub inglés seguramente nunca pensó que la ocurrencia le saldría tan cara.

Y es que las descargas de material protegido por derechos de autor por parte de los clientes utilizando la red abierta del pub le han costado una multa de 8.000 libras (casi 8.800 euros).

Aunque es ahora cuando se ha conocido la noticia, la sentencia se produjo el pasado verano, tras una denuncia por parte de una asociación defensora del copyright. El nombre del pub multado no se ha difundido: sólo se sabe que es cliente del proveedor de hotspots The Cloud.

El caso es que la jurisdicción sobre esta materia es un terreno bastante confuso. Según la profesora Lilian Edwards, especialista en derecho y nuevas tecnologías, con la normativa actual un negocio con una conexión Wi.-Fi abierta no es teóricamente responsable de las descargas ilegales por parte de sus clientes.

Según esta especialita, ni siquiera una vez entre en vigor la recién aprobada Digital Economy Bill, que permitirá a los ISPs cortar el acceso a Internet de los usuarios que descarguen material protegido por derechos de autor después de tres avisos, se podría sancionar a un local comercial.

El caso de un Wi-Fi abierto en un local comercial se consideraría como un proveedor de comunicaciones público, no como un usuario particular, los únicos susceptibles de ser sancionados con la nueva ley.

Se trata de la primera sentencia judicial de estas características que se produce en el Reino Unido, uno de los países europeos donde parece que se va a perseguir con más fiereza las descargas de material protegido. Un precedente que sin duda preocupará a todo aquel establecimiento comercial que abra su red para el libre uso de sus clientes.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios