BAQUIA

Nade con tiburones para llamar la atención de Google

Poco después de que Google anunciara que iba a instalar Internet con fibra óptica en un pueblo de Estados Unidos, el alcalde de un pueblo de Kansas anunció que durante un mes, la localidad se llamaría Google.

Aunque el cambio era más anecdótico que legal, hubo quien se llevó las manos a la cabeza ante, dijeron, semejante despropósito. Pero el tiempo ha hecho que el alcalde de Topeka, Kansas, quede como un hombre bastante moderado.

En Minnesotta, el alcalde de Duluth empezó pidiendo que cada varón nacido durante el mes de marzo en el pueblo se llamara Google Fiber. Pero no debió parecerle lo bastante contundente, así que después se zambulló en un lago aún medio congelado.

Y si eso parecía peligroso, no hay más que acordarse del alcalde de Sarasota, que ha elevado mucho el listón metiéndose en un acuario a nadar con tiburones. También han lanzado un vídeo comparando sus paradisiacas playas en Florida con la (según ellos) sosa Kansas y la gélida Minnesotta.

Tanta acrobacia está haciendo que a Google la campaña de promoción le salga totalmente gratis, tanto como prometen ellos instalar la infraestructura en al menos un pueblo de entre 50.000 y 500.000 personas. La red prometida tendrá un gigabyte por segundo de capacidad, muy por encima de la media en el país, y aseguran que el servicio tendrá un precio competitivo.

Al fin y al cabo, puede que los ayuntamientos no puedan permitirse instalar una gran red de fibra óptica, pero sí están dispuestos a sacrificarse por convencer a Google de que venga y lo haga.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios