BAQUIA

Napster dispara las ventas de CDs grabables

La aparición de Napster y la frenética devoción de sus decenas de millones de usuarios también tiene sus defensores. Entre ellos, los fabricantes de CD-Rs (los CDs grabables), que se están poniendo las botas. Sólo en 2000, los fabricantes vendieron 1.000 millones de unidades en Estados Unidos, lo que únicamente representa un 34% de la cifra total. Para este año, y según datos de Memorex, el mayor fabricante del mundo, el número podría crecer hasta los 1.460 millones. Los navegantes se los llevan de las estanterías antes que caiga sobre ellos la primera mota de polvo.

Con esos datos, y si alguien fuera capaz de adivinar qué porcentaje de esa cifra se dedica a propósitos musicales, podríamos hacernos una idea de los CDs que se les escamotean a las quejumbrosas discográficas (descontando, por supuesto, las copias privadas).

Además de Napster, otros dos factores ayudan a la explosión de sus cifras de ventas. Por un lado, la multiplicación de sus puntos de venta. Ya no es necesario acudir a tiendas especializadas, los CD-Rs se encuentran hasta en la sopa. Por el otro, el precio. Los fabricantes taiwaneses fabrican las unidades a precios irrisorios, lo que hace que sus competidores (algunos, como Sony, con su propia discográfica) se tiren de los pelos. Estos, que recaudan un 10% del precio en concepto de derechos de autor, ven como sus márgenes se esfuman.

Por eso los precios pueden subir, a medida que los países se aperciban (sus industrias ya lo conocen) de los nuevos hábitos de sus ciudadanos. La nueva directiva europea de derechos de autor va por esa línea: los cánones sobre los CD-Rs deberán compensar a los artistas por la ausencia de ingresos. Impertérritos, los navegantes salen de compras…

  • En Zdnet


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios