BAQUIA

Napster estrecha la mano de los editores musicales

El hecho de ser una de las mayores comunidades musicales de Internet, además de las demandas por facilitar el intercambio de archivos musicales sin pasar por la taquilla de los derechos de autor, le dieron la fama. Pero esos eran los días gloriosos de Napster. Tras la fama vino la compra de Napster por parte de Bertelsmann y el abandono de la comunidad por parte de la mayoría de los usuarios. Desde entonces, sus nuevos propietarios han estado intentando revitalizar Napster tratando de atraer potenciales clientes con distintas ofertas, pero los restos del sitio líder se resisten a ser reanimados.

Un nuevo paso en esta trayectoria sería la firma de un acuerdo preliminar al que parece haber llegado Napster con Harry Fox Agency, una división de la Asociación Nacional de Editores de Música de Estados Unidos, por el que ambas partes buscan legalizar la situación de Napster de un lado y acabar con la piratería de otro, situando al sitio en la legalidad. Como parte del acuerdo, Napster ha accedido a pagar unos 26 millones de dólares para intentar contentar a editores y autores, aunque esto no implicaría un sobreseimiento automático de la causa.

Según el acuerdo, los propietarios de los derechos de las canciones recibirían un tercio, en concepto de derechos de autor, de la cantidad que Napster pague a los propietarios de las canciones. Los otros dos tercios irían a parar a los bolsillos de las compañías discográficas. Tan sólo hace una semana The Wall Street Journal anunciaba movimiento en el sector, ya que, según el citado diario discográficas y editoras tratan de llegar a acuerdos sobre la distribución de la música a través de Internet.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios