BAQUIA

Négone lanza el primer juego real y virtual

Négone, el primer juego de realidad interactiva del mundo, acaba de lanzar Négone online, un juego en web que sigue la misma línea argumental del innovador formato de ocio lanzado el pasado mes de julio en Madrid. Négone recrea experiencias propias de videojuegos, juegos de rol y cine en un espacio físico especialmente acondicionado. Esta iniciativa, pionera en el mundo del ocio, ha sido desarrollada por dos empresarios españoles, los hermanos Jorge Juan y Silvia García Alonso.

Négone online supone una gran innovación en el mundo de los juegos web, ya que por primera vez se crea un juego en Internet que tiene su origen en un juego físico real. La interrelación entre el “mundo interior” o juego en web y el “mundo exterior” o juego real es total, siendo necesario para jugar en la web haber jugado previamente en el Négone físico. El “mundo interior” es un espacio constituido por una superposición infinita de planos. De esta manera, el juego es ilimitado y nunca termina. Négone online es gratuito y accesible a través de la web de Négone www.negone.com Los puntos obtenidos en los dos formatos del juego son acumulativos.

La pantalla de navegación de este nuevo juego en web es una red tridimensional a través de la cual se desplazan los negonianos y, al igual que ocurre en el “mundo exterior”, a lo largo de su recorrido cada negoniano tendrá ocasión de encontrarse a otros jugadores, elegir puertas, contestar a enigmas y superar desafíos. Para moverse a través del juego se emplean coordenadas que permiten dirigir los movimientos y acciones. La experiencia de juego online depende, en gran medida, de las decisiones que el jugador tome, de las puertas que abra, de los desafíos a los que se enfrente, de los enigmas que resuelva y de los negonianos con los que se relacione en su camino. Pueden pasar muchas cosas y ninguna partida es igual a la anterior.

Una de las principales innovaciones de Négone es su interactividad, lograda gracias a un avanzado desarrollo tecnológico que posibilita adaptar el juego al perfil de cada jugador y evolucionar de acuerdo con las pruebas que éste va superando y los diferentes caminos que elige. Esta interactividad es también una de las claves del juego en web, ya que permite interactuar online con todos aquellos jugadores que participen. De hecho, uno de los principales objetivos de sus creadores es desarrollar una comunidad de personas interesadas en nuevos formatos de ocio y diversión y que encuentren en Négone una forma más de comunicarse y relacionarse, única y creativa.

Dinámica del juego

Para acceder al juego en web solo se necesita el nickname y la clave empleadas en el juego real. A partir de ahí, el primer paso es definir la identidad del participante, rellenando tres formularios, uno con preguntas básicas, otro con preguntas un poco comprometidas y un tercero con preguntas verdaderamente comprometidas. Solo la primera parte es obligatoria, las demás pueden dejarse en blanco o contestarse en otro momento. La información que se facilita no tiene por que ser verdadera, el jugador puede optar por crear un personaje ficticio. La cantidad de información que se facilita condiciona las capacidades dentro del juego.

Una vez completados los formularios el jugador pasa a tener presencia definida en el “mundo interior” y es representado como un icono en una coordenada determinada en la pantalla de navegación. El icono representa la personalidad del participante. Esto significa que mientras más campos de información se completen en el formulario de identidad, más tamaño, movimiento, alcance y capacidad de visión tendrá el icono. Estas son las capacidades del jugador.

Al igual que el Négone real, el “mundo interior” que acaba de lanzarse propone dos tipos de pruebas a superar: enigmas y desafíos. En este caso, los primeros plantean cuestiones de ingenio que permiten ganar o perder puntos. Los desafíos son los elementos sorpresa dentro del juego. No se conoce su contenido hasta que no se abre y una vez abierto sus beneficios o maleficios recaerán sobre el jugador de forma inevitable. Los desafíos conceden capacidades especiales o privan de ellas.

Otro elemento importante del juego son las puertas, que, al igual que en el “mundo real”, permiten al jugador desplazarse de un espacio físico a otro. En este caso, permiten trasladarse a través de los infinitos planos de Négone. La única restricción es que el plano seleccionado esté en ese momento habitado por un negoniano.

A través de su recorrido por Négone el jugador encontrará a otros participantes y tendrá ocasión de interactuar con ellos de diferentes maneras (a través de chats, correo, consultando su identidad, o incluso citarse en el “mundo exterior”). El juego cuenta con un componente personal muy importante y puede ser una excusa, dependiendo del interés de cada jugador, para conocer a otros jugadores, enfrentarse a ellos como contrincantes o incluso tener una cita. Para ello, además de las herramientas de comunicación, como son el correo interno, el chat público y el chat privado uno a uno, un elemento importante del juego es el archivo. Desde él se puede gestionar la información que resulta interesante a cada jugador, desde los nombres y fichas de otros jugadores que se vayan conociendo, hasta eventos llamativos, citas, etc.

El “mundo interior” cuenta con infinitas posibilidades de desarrollo y está concebido como saga de todos los Négones que la compañía tiene previsto poner en marcha en los próximos años.

Négone

El primer Négone www.negone.com se inauguró el pasado 24 de julio con una inversión de 4 millones de euros y después de 2 años de trabajo. Está situado en el centro comercial y de ocio Nassica, en el kilómetro 17 de carretera de Andalucía. Todos los elementos que conforman Négone son genuinos, producto de la creatividad del equipo 100 % español que ha trabajado en su concepción. Es el videojuego hecho realidad, donde el jugador protagoniza en persona una serie de vivencias mediante pruebas que debe ir superando y que ponen de manifiesto la agudeza de sus sentidos y habilidades. Négone aúna creatividad, tecnologías informáticas y de telecomunicaciones, interactividad y competitividad.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios