BAQUIA

¡Nene no guta!

Las discográficas se comportan como los niños pequeños: si no consiguen lo que quieren se ponen a patalear y a berrear hasta que se salen con la suya. La única diferencia es que los grandes sellos no parecen haber conseguido sus propósitos, y las ventas de discos siguen cayendo mes a mes sin que, hasta ahora, se haya hecho mucho para solucionar la situación.

Por otro lado, los artistas están divididos y enfrentados; hay quien defiende la gratuidad de los mp3s frente a la política abusiva de las grandes corporaciones, pero también muchos defienden su derecho a cobrar por su obra.

Este berrinche generalizado dentro de la industria musical está pasando a mejor vida y, según analiza este artículo, cada vez son más las iniciativas que surgen para intentar paliar los efectos de la era P2P. La música está llegando a las redes sociales, los móviles, blogs, televisiones… todo vale con tal de colocar el producto en el mercado de la mejor forma posible.

La escasa reacción que tuvieron las discográficas ante esta nueva situación parecía que llevaría a la industria a la desaparición, pero quizá aún no sea tarde para que se alíen con las nuevas tecnologías y dejen de dar palos de ciego en un panorama que está en continuo cambio.

Quizá sea hora de que acepten la situación, y se pongan manos a la obra. Al fin y al cabo los usuarios siempre tienen la razón. ¿O no?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios