BAQUIA

Netlifx se queja de que los ISPs le racanean ancho de banda

No es nada nuevo que se acuse a los proveedores de Internet de seleccionar qué dejan pasar y qué no, dando menos prioridad a ciertas aplicaciones (por ejemplo, programas P2P de intercambio de archivos) según su parecer.

Las empresas de telecomunicaciones responden que lo único que hacen es gestionar la red, y que si no lo hicieran unos pocos internautas bloquearían toda la red, con la consecuencia, por ejemplo, de que el abuelo del tercero no podría leer el periódico porque el chaval del quinto está jugando en red.

Es, en definitiva, el debate sobre la neutralidad de la red, ese que el presidente de Telefónica, César Alierta, acaba de plantear en España con su propuesta de cobrar una tarifa a los buscadores por el uso de sus redes e infraestructuras.

En el caso de Netflix, acusa a los proveedores de Internet no sólo de complicarles la vida y el negocio -es un poco difícil alquilar películas si no hay forma de verlas de un tirón-, sino de ser un peligro para las empresas de vídeo en la Red en general.

Por ello, ha acudido al regulador de las telecomunicaciones en EEUU, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) solicitando que intervenga para proteger a los usuarios de los serviciós de vídeo online de prácticas que pueden afectar a ala libre competencia.

\”Hay una discriminación y un daño al consumidor considerables si una operadora de red utiliza la relación de su propietario con un estudio de cine o cadena de televisión, o incluso su posición de fuerza sobre un proveedor de contenido en vídeo para negar programación atractiva a un servicio rival de vídeo online\”, afirmó la empresa en su documento a la FCC.

Esa \”relación de los propietarios\” alude al hecho de que muchas de estas empresas de telecomunicaciones tienen acuerdos con estudios y productoras de contenido o cadenas de televisión por cable, cuando no tienen directamente el mismo dueño, así que esa gestión de la red tiene más que ver con un conflicto de intereses, según Netflix.

Ahora mismo, la FCC está estudiando propuestas regulatorias sobre la neutralidad de la Red. Por desgracia, en el pasado ha tendido más a favorecer a los grandes grupos mediáticos que a imponerles límites reales.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios