BAQUIA

Nexus One no brilla como se esperaba

La operadora estadounidense Sprint ha anunciado que dejará de subvencionar el Nexus One a sus clientes, lo que convierte a T-Mobile en la única que rebaja su precio en Estados Unidos. Los que lo compren libre podrán utilizarlo también en la red de AT&T.

La decisión apunta a que el primer teléfono que Google vende directamente a los consumidores no ha cumplido con las expectativas, pero es especialmente sangrante porque se conoce justo después de saber que Android supera a Apple como el segundo sistema operativo móvil más vendido en Estados Unidos en el primer trimestre del año.

Así, tras las BlackBerry de Research In Motion, los smartphones más vendidos en los primeros tres meses del año fueron los modelos de distintas marcas con el sistema operativo de Google, pero como titula The Register en su noticia, no ha sido precisamente gracias a Nexus One. Más bien, señalan los expertos, es cosa de las ofertas de las operadoras.

Algunos atribuyen los mediocres resultados a que tras largas esperas y especulaciones, el terminal salió en exclusiva para una operadora menor (T-Mobile), y tardó un tiempo en tener servicio técnico con personas reales. Además, cumplió en cuanto al hardware pero apenas añadía nada al software que no tuvieran ya los muchos modelos con Android fabricados por otras marcas.

Precisamente los Android de otros fabricantes, como Motorola o HTC, son la mayor competencia de Nexus One, y están aprovechando un movimiento de fieles seguidores a los que ya se compara con los fans de Apple.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios