BAQUIA

Ni contigo ni sin ti

¿Es bueno o malo tener un socio de capital riesgo en una empresa? Esa es la pregunta que nos deja Rubén García en este artículo, en el que se plantea la disyuntiva de si es mejor lanzarse al vacío de una aventura empresarial con o sin el respaldo de un músculo financiero, lo que para el empresario siempre conlleva el riesgo de interferir en el proceso de su negocio, pues ya sesabe aquello de “quien paga, manda”. La elección no es sencilla: ¿qué haría usted? Más


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios