BAQUIA

Niños, Internet y vacaciones: consejos para evitar sobresaltos

Con el fin del curso escolar y el inicio de las vacaciones veraniegas, miles de menores pasarán mucho tiempo en casa, a menudo utilizando un ordenador sin tener cerca a sus padres.

Por eso, se acumulan en estas fechas las recomendaciones para evitar sorpresas desagradables en la relación de los niños y el PC. El fabricante de productos de seguridad Norton ha presentado el estudio Norton Online Family Report, donde se entrevista a 2.800 chicos y a más de 7.000 adultos de 14 países sobre sus vidas y sus experiencias online.

Entre las principales conclusiones referidas a España, se destaca que:

  • 7 de cada 10 padres españoles declaran que no saben qué descargan sus hijos de Internet.
  • El 80% de los padres españoles opina que sus hijos pasan demasiado tiempo conectados a Internet.
  • De los 14 países recogidos en el estudio, España es el tercero en el que los encuestados se sienten menos seguros en Internet, superando sólo a Japón y China.
  • El 5% de los padres españoles han descubierto a sus hijos llevando a cabo una actividad online que ellos no aprueban.

Según este estudio, sólo un 45 % de los padres se dan cuenta de las experiencias online negativas de sus hijos, aunque seis de casa diez jóvenes las han tenido, desde la visualización de desnudos e imágenes violentas hasta desconocidos que intentan establecer una cita con ellos.

Otra empresa especializada en software de seguridad, G Data, recuerda que el control parental, incluido en muchos paquetes de seguridad antivirus y otros programas, es la forma más sencilla y cómoda de vigilar y saber qué hacen los niños cuando se quedan solos con un PC.

El control parental permite cumplir cinco funciones básicas:

  1. Controlar el tiempo que los más pequeños pasan conectados a Internet y usando el ordenador, con independencia de que se acceda o no a la Red.
  2. Establecer horas de uso y franjas horarias adaptadas a las conveniencias de cada familia.
  3. Bloquear el acceso a sitios web que incluyan contenidos relacionados con violencia, sexo, drogas, apuestas online, etc., todo aquello que los padres consideren perjudicial o inapropiado.
  4. Crear listas seguras de contenidos permitidos y recomendables.
  5. Registrar infracciones e intentos de uso no permitidos por los padres

Además, G Data ofrece un decálogo de consejos para que los padres supervisen la navegación de los menores:

  • Utilice el mencionado control parental. Haga un esfuerzo por configurarlo en el ordenador y se ahorrará disgutos.
  • Fije unos horarios racionales de uso de Internet para sus hijos
  • No todo es lo que parece. Ninguna información, anuncio, etc. tiene que ser cierta sólo porque aparezca en la pantalla del ordenador. Hágaselo saber a los más pequeños.
  • Enseñe a sus hijos a identificar correos electrónicos que contengan spam (anuncios y correo no deseado), phising (estafas bancarias) y estafas online (premios suculentos, peticiones de ayuda a cambio de importantes sumas de dinero, regalos de desconocidos…), y a desconfiar de aquellos “amigos digitales” que no conocen en el mundo real.
  • Advierta a sus hijos de la importancia de dar datos personales a terceros y ayúdeles a pensar dos veces la conveniencia de compartir fotos en la Red.
  • Comparta con sus hijos esta regla de oro: Si hay algo que no quiere que sea público, no lo suba nunca a Internet.
  • Ayude a sus hijos a manejar los niveles de privacidad de las redes sociales en las que participa, juegos online, chats, etc.
  • Enseñe a sus hijos a utilizar contraseñas seguras (esto es, alfanuméricas). Es importante no utilizar información personal (cumpleaños, nombres propios, DNI, teléfonos…) Asimismo, es recomendable no usar aplicaciones que requieran contraseñas en ordenadores públicos (cibercafés, hoteles o bibliotecas, por ejemplo).
  • Si los niños son muy pequeños, situar el ordenador en el salón y no en su dormitorio ayuda a supervisar el uso que hacen de Internet de forma muy sencilla.
  • Tome todas estas precauciones y supervise el uso que hacen sus hijos de Internet… pero sea cuidadoso y evite convertirse en un “espía” para su hijo.

Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios