No más filtraciones: el ejército de EEUU prohíbe usar soportes de grabación

El soldado Bradley Manning, destinado en una base militar en Bagdad, pasó meses grabando documentos confidenciales en un CD mientras simulaba escuchar la música de Lady Gaga. Esos documentos acabarían en poder de Wikileaks, y ya conocemos el resto de la historia.

El ejército de EEUU no quiere que se repita algo similar, y para ello, además de aumentar la seguridad de sus redes, ha optado por prohibir el uso de cualquier dispositivo de memoria donde se pueden almacenar datos, ya sean CDs, DVDs, pen drives o cualquier otro.

Según publica Wired.com, el general Richard Webber emitió el pasado 3 de diciembre una “orden de cibercontrol” que prohíbe “el uso de soportes extraíbles en todos los sistemas, servidores y máquinas residentes en SIPRNET”, la intranet del Departamento de Defensa.

Es en esta red donde Manning obtuvo acceso a los documentos confidenciales que ahora vamos conociendo. Si alguien se arriesga desde ahora a repetir esta acción, se enfrentará a un consejo de guerra.

Además de esta medida, desde agosto el Pentágono ha implementado otras para aumentar la seguridad de sus redes. El 60% de los ordenadores del ejército están conectados a un servidor central de seguridad que detecta comportamientos anómalos. También se estudia la posibilidad de “capar” todos los ordenadores militares para que no puedan grabar en ningún soporte.

El propio Ejército reconoce que estas medidas ralentizan la comunicación y la transferencia de datos entre las máquinas. Por ejemplo, si un soldado trabajando en una base militar de Afganistán quiere pasar al compañero que se sienta a unos metros unos datos, en lugar de usar un pen drive la información tendrá que viajar vía servidor seguro en Washington. Pero cualquier cosa antes que otro Wikileaks…


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios