BAQUIA

Nokia lanza un teléfono que competirá con la Gameboy

El miércoles pasado, Nokia anunció su entrada en el millonario mercado del entretenimiento interactivo al presentar en Londres su nuevo terminal N-Gage, una consola de mano de altas prestaciones que también funcionará como un teléfono móvil.

La consola, que estará disponible en el último trimestre de este año, y cuyo precio no ha sido desvelado, competirá directamente con el nuevo handheld de Nintendo, la Game Boy Advance SP. Según un primer contacto comentado en la revista Gamespot, el terminal, de formato apaisado y algo más pequeño que una Gameboy Advance, tiene la potencia de proceso suficiente para ejecutar limpiamente una adaptación del juego Tomb Raider para Playstation. Varios distribuidores y desarrolladores de la industria de los videojuegos han anunciado su apoyo al dispositivo de Nokia, entre ellos Eidos (publicadores de Tomb Raider), Sega (que realizará un juego del puercoespín azul Sonic), THQ (con varios títulos de deportes en marcha), y Taito (que adaptará varios títulos de los viejos arcades).

La N-Gage unirá a sus funciones como consola portátil de videojuegos y teléfono móvil, la capacidad de ejecutar juegos multijugador inalámbricos, conectándose al resto de jugadores mediante el interfaz Bluetooth incorporado, si se encuentran en las proximidades, o mediante un enlace GPRS, si el juego se celebra a larga distancia. También incorporará funciones de radio FM y reproductor portátil de música. La consola podrá ejecutar tanto juegos intensivos en recursos gráficos, que se adquirirán en formato de tarjeta multimedia, o juegos sencillos que se podrán descargar a través de la red móvil.

Habrá que esperar unos meses para determinar el resultado de la apuesta de Nokia, que intenta con este nuevo lanzamiento entrar en un mercado de hardware de videojuegos fuertemente concentrado. Si Microsoft, con su X-box, no ha obtenido hasta ahora el éxito esperado contra el liderazgo de Sony en las consolas fijas, se ignora si Nokia conseguirá arañar cuota de mercado a Nintendo como líder de los equipos de mano. El precio podría ser un factor clave, pero es improbable que un terminal con las características del N-Gage pueda imitar el precio asequible de la Gameboy. De hecho, Nokia insinúa un precio "inferior a los 500 euros", lo que puede resultar demasiado caro para los aficionados a las consolas portátiles. Lo que parece claro es que Nokia apuesta por el entretenimiento interactivo como una de las futuras fuerzas impulsoras del negocio móvil.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios