BAQUIA

NOTA ENTER – Chrome OS en la estrategia de Google

La incertidumbre con respecto a la diferencia entre Android y Chrome OS se ha trasladado a los fabricantes de laptops: Nokia ha avanzado que utilizará Windows 7 para su incursión en el mercado de los netbooks, el Booklet 3G; y ha sido precisamente la adopción de Windows 7, y no la de un SO basado en Linux, lo que más ha sorprendido. El anuncio a un año vista del lanzamiento propiamente dicho, a pesar de ofrecer la ventaja de movilizar a las comunidades de desarrolladores, no parece estar resultando de gran ayuda para el éxito del Chrome OS. Así que la pregunta de por qué ha decidido Google lanzar el Chrome OS es especialmente relevante dado que, de hecho, ya posee un SO, Android, que se estaba empezando a instalar en un mercado cada vez más pujante, el de los netbooks, que es precisamente donde pretende llegar a tener un papel relevante el Chrome OS. La primera respuesta se encuentra efectivamente en las posibilidades que brindan los mercados, especialmente el de los netbooks dentro del de los portátiles: aun siendo verdad que el mercado de los netbooks sigue siendo relativamente pequeño frente al de los terminales móviles (incluidos los smartphones) y de los portátiles, es el que mayor crecimiento está experimentando. De hecho, se cree que seguirá así hasta el año 2011, con un CAGR esperado de 2007 hasta 2011 del 145%, frente a un 93% para los terminales 3.5 G (donde se incluirían los smartphones), un 32% para los terminales 3G, y un 24% para los portátiles. La segunda explicación reside en la oportunidad que puede llegar a brindar una mayor concentración del mercado de los portátiles (incluidos los netbooks) frente al de los smartphones. Y es que tanto el usuario final como los reguladores se están poniendo cada vez más en contra del actor principal: Microsoft En tercer lugar, está el hecho de que, mientras que Android sólo soporta chips ARM, Chrome OS soportará arquitecturas basadas tanto en ARM como en x86. Y, de hecho, teniendo en cuenta que el 98% del mercado de los smartphones se compone de dispositivos basados en la arquitectura ARM, no extraña que Android sólo haya soportado hasta ahora este tipo de chips. Pero, en cuanto a los netbooks, el 90% del mercado está basado en x86 (Intel Atom), con lo que tiene sentido que Google esté pensando en soportar x86 con Chrome OS. De todas maneras, está previsto que el 55% del mercado de los netbooks esté dominado por ARM en 2012 y, por eso, Chrome OS tiene que seguir soportando ARM. Y es que Google ha informado de unas ventas menores en el segundo trimestre de este año (los ingresos aumentaron un 2,9% con respecto al año anterior, por debajo del crecimiento del 6,2% en el primer trimestre) como resultado de que la recesión ha reducido el precio de los mensajes publicitarios online, y debe preocuparse no sólo de asegurarse sus mercados ‘tradicionales’, sino de expandirse allí donde tenga la ocasión. Por último, se está asistiendo a una verdadera guerra por el control del usuario: si la revolución de Microsoft consistió en el control tecnológico del escritorio, la de Google trata de controlar al usuario por sus gustos y tendencias. Y a esta guerra se ha sumado Microsoft, por ejemplo, con su incursión en “conversaciones”, como las que tienen lugar en Twitter, que, de otro modo, no serían “buscables”. La publicidad lo es todo Según un profesor de Wharton, ‘el hecho es que Google no tiene ningún competidor porque no necesita generar ingresos en nuevos mercados. Apple tiene a Google como competidor, pero Google no se ve amenazado por Apple porque no ofrece la función de búsqueda. Todo se basa en las búsquedas’. Por ‘nuevos mercados’ se supone que se refiere a incursiones como por ejemplo en SO, en cuyo caso su afirmación va en línea con lo que se ha dicho en este artículo. Y es verdad que toda la publicidad está basada en las búsquedas. Pero, descontando a Apple, evidentemente surge Microsoft como su más inmediato competidor. Y no sólo eso, sino que surgen otros posibles y amenazantes competidores en las redes sociales. Es evidente que Microsoft y Yahoo! comparten barco en los negocios de buscadores y de publicidad (los dos aspectos que componen el reciente acuerdo al que han llegado ambas compañías). Y es ahí donde se encuadra la compra del portal Maktoob.com por parte de Yahoo!, pero también el acuerdo de Microsoft con Twitter para hacer sus conversaciones ‘buscables’, es decir, para poder incorporarlas a los resultados de las búsquedas realizadas a través del buscador Bing. He aquí el primer galanteo entre los buscadores y las redes sociales. Así que, merece la pena echar un vistazo rápido a este mundo de las redes sociales como origen de posibles competidores de Google en el ámbito de las búsquedas y, por tanto, en el de la publicidad. Por un lado, Facebook está afrontando las críticas a su negocio; no hay que olvidar que está realizando ingresos a través de la publicidad en su red. Y ya se ha hecho con la red social FriendFeed, lo que significa añadir no sólo contenido sino también nuevos usuarios a su propia red social, donde la búsqueda de información sobre dichos usuarios se hace cada vez más valiosa. Así que ya hay gente que ve a Facebook como uno de los principales competidores de Google. La cuestión está en si Facebook se empieza a utilizar como un buscador, o si se alía con uno de los grandes buscadores (Google o Microsoft) para hacer su información ‘buscable’, como ya ha hecho Twitter con Microsoft. Y no hay que olvidar que Nokia “está cambiando fundamentalmente su modelo de negocio a medida que encara la competencia de los fabricantes de PC y de compañías de software para Internet”, según palabras del Chief Executive Officer OlliPekka Kallasvuo, a través de Nokia Ovi. Es en el marco de esa línea de cambio de modelo de negocio en el que Nokia Ovi ha realizado varias compras de empresas, como la compañía Cellity este pasado mes de agosto, para poder recolectar y almacenar los contactos de sus usuarios. Este movimiento le permite casi construir su propia red social a través de los servicios que está lanzando. Y lo están haciendo utilizando a las operadoras de comunicaciones móviles, mediante acuerdos con las mismas, lo que le da un rápido acceso a una ingente cantidad de clientes y usuarios potenciales. Si entre Google y Microsoft dominan el mercado de la publicidad en Internet, si Google está abandonando el negocio de la publicidad en prensa escrita y en radio y está diversificando a la publicidad en televisión, Nokia Ovi se está moviendo a un terreno, el de la publicidad móvil, que se espera experimente el mayor crecimiento de aquí al año 2011, con un CAGR de entre el 40% y el 79%. Así que se está ante una plétora de actores relevantes en las categorías de mayor cobertura de usuarios y de mayor crecimiento, y que están compitiendo en un mercado, el de la publicidad no tradicional, que está en pleno proceso de convergencia, lo que augura una mayor definición y concentración del sector en el que compite Google. Tanto más cuando los márgenes están disminuyendo, con un crecimiento de la publicidad online (en general, no sólo la de Google) que puede disminuir un 10% a escala mundial en este año, por debajo del crecimiento del 22% del año anterior, según el grupo ZenithOptimedia. Conclusión ¿Cuál va a ser el resultado, pues, de esta mayor concentración? ¿Un nuevo Microsoft dominante, o va a ganar el mercado con una mayor diversificación de compañías? Algunos ven a Google como el nuevo Microsoft. ¿Es realmente así? Por un lado, Google trabaja para tranquilizar al usuario. Citando a Enrique Dans en su blog, (www.enriquedans.com,) “un grupo de trabajadores de Google, autodenominado Frente de Liberación de Datos, con guiño a Monty Python incluido, presenta Dataliberation.org, un sitio dedicado a reunir los procedimientos que los usuarios deben seguir para la importación y exportación de datos desde productos de Google hacia otros de la competencia o viceversa”. De este modo, la idea, según Brian Fitzpatrick, fundador de la iniciativa, es que “los usuarios elijan nuestros productos voluntariamente por el alto nivel de innovación de los mismos y no porque se encuentren atrapados y no tengan otra alternativa. Se puede definir como una estrategia a largo plazo para que usen nuestros productos aquellos usuarios que realmente quieren hacerlo, en lugar de hacérselo difícil para que no puedan irse”. Así que parece que Google quiera eliminar los temores acerca del posible control de datos, alejándose así del control que ejercía Microsoft a través de las herramientas (soporte físico y software). Pero lo que sí parece cierto es que Google dominará a sus usuarios –intencionadamente o no- mediante su comportamiento, por ejemplo, con la modificación del comportamiento cultural (véase el papel fundamental que está jugando cada vez más Google en la vida de sus usuarios, con auténticos debates sobre la utilización de este buscador en áreas como la educación o el entretenimiento con los famosos quizz shows); destacan también sus múltiples intentos en la concentración de la presentación de información (con Google News primero, y ahora con Google Fast Flip) y de su manejo (con Google Wave). Además, le conviene que toda la información acerca de sus usuarios esté ampliamente disponible para sus búsquedas, sobre las que seguir basando su negocio publicitario. De esta manera, algunas fuentes, comparan a Google con “la gran trampa de ratones de nuestra intimidad”. ¿Qué es más peligroso? Por otra parte, puede que Google no vea en Microsoft a su competidor más temible, sino en Facebook. Google no pretende competir en el mercado del software, sino controlar “su” Internet, de la misma manera que Facebook parece estar intentando construir “su” propia Internet sobre Internet. En efecto, por ese camino está yendo Facebook al comprar primero Parakey y recientemente FriendFeed. Así que el lanzamiento de Chrome OS no será simplemente el de un producto más, sino un esfuerzo estratégico de control del usuario en un sector cada vez más concentrado y en el que la competencia está todavía por definir.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios