BAQUIA

NOTA ENTER – Mobile 2009

El mercado mundial de servicios de telecomunicaciones ha sido de 1,36 billones de dólares en 2008, un 4,2% más que en 2007, y para 2009 se espera que alcance un valor de 1,41 billones de dólares. Con un volumen de facturación valorado en 742.200 millones de dólares en 2008, los servicios móviles suponen el 54% del mercado de los servicios de telecomunicaciones y, por sí mismos, suponen todo el crecimiento del sector.

No obstante, la tasa de crecimiento anual ha caído de más de un 12% en 2007 a un 8% en 2008. La base de clientes de móvil a escala mundial creció un 17% en 2008 aunque se produjo una reducción en el ingreso medio por usuario (ARPU), que cayó hasta los 17,50 dólares al mes. Por su parte, los servicios de redes fijas se están estancando.

Los ingresos generados por los servicios de datos, cuyo crecimiento está causado principalmente por el acceso de banda ancha, aumentaron en 20.000 millones de dólares en 2008. Por otro lado, los ingresos de la telefonía fija cayeron, aunque el impacto en la base todavía es limitado: el número de líneas de telefonía fija se redujo en poco más de 10 millones durante el año, es decir, justo por debajo del 1%.

El número de conexiones de banda ancha creció cerca de un 20% hasta alcanzar los 415 millones a finales de 2008: con una densidad media de 6,4 conexiones de banda ancha por cada 100 habitantes, este mercado todavía tiene un margen considerable de crecimiento, especialmente en las economías emergentes. En los mercados más avanzados, la densidad de la banda ancha está por encima del 30%, es decir, entre el 70 y el 80% de los hogares ya están equipados.

Terminales móviles

En medio de la crisis económica global, el mercado mundial de la telefonía móvil se enfrenta a un periodo difícil y el crecimiento, en dos dígitos desde 2002, está ahora experimentando el impacto negativo de la situación económica.

Con un crecimiento del volumen calculado en un 15% en 2007, las ventas de teléfonos móviles deberían haber seguido aumentando en 2008, aunque a un ritmo mucho menor. Se calcula que los volúmenes han crecido un 5% en 2008, alcanzando los 1.200 millones de unidades vendidas durante el año, una previsión revisada a la baja tras un cuarto trimestre negativo. Aunque estas cifras parecen positivas, si se tiene en cuenta la crisis mundial y el impacto económico que esta tiene en las TI y la electrónica de consumo, 2008 ha sido un punto de inflexión en la industria de la telefonía móvil.

En primer lugar, el de la telefonía móvil ha sido históricamente uno de los mercados que ha experimentado un crecimiento más rápido (de dos dígitos al año) desde el estallido de la burbuja de Internet y la posterior caída de los valores tecnológicos. El hecho de que este año el crecimiento económico del mercado pueda estar limitado a un 5% es una señal de ralentización general de la industria, ya que los consumidores están posponiendo la sustitución o la primera compra de sus teléfonos.

El segundo parámetro se puede observar en las ventas de la segunda mitad de 2008. En la primera parte del año, las ventas de móviles siguieron la misma tendencia de los años anteriores, con un crecimiento anual de entre el 13 y el 15%. Sin embargo, en el tercer trimestre de 2008, las ventas cayeron hasta el 7,7% (confirmando el impacto económico de la crisis global) y, en los últimos tres meses de 2008, cayeron un 10% con respecto al año anterior.

Históricamente, el tercer trimestre ha sido un momento de crecimiento para los fabricantes debido a que se prepara la campaña navideña y el crecimiento normalmente alcanza una progresión interanual de entre el 15 y el 30%. Con estas bajas cifras de ventas en el tercer y cuarto trimestre de 2008, el mercado debería prepararse para una primera mitad de 2009 de malos resultados debido a la inevitable contracción de los mercados maduros.

La ralentización económica comenzó en la segunda mitad de 2008, continuaría en 2009 y aumentaría su impacto en las ventas de teléfonos móviles. En cuanto a la perspectiva para 2009, después de una primera estimación de crecimiento positiva del mercado de la telefonía móvil -entre un 1 y un 4%- las rectificaciones de los principales fabricantes de teléfonos y los proveedores de componentes han indicado que este año va a ser más duro para todos los que participan de la cadena de valor de la telefonía móvil.

En consecuencia, las ventas deberían descender hasta alcanzar los 1.130-1.140 millones de unidades, una reducción del 5-6% en volumen. Los mercados maduros, en los que las ventas las generan las sustituciones, deberían ser los que se vean más afectados, registrando incluso ventas negativas en Norteamérica, Europa Occidental y Japón. A largo plazo, las ventas en 2010 deberían seguir siendo bajas (<6%) pero con un interés renovado por parte de los usuarios en nuevos modelos. Las ventas podrían empezar a recuperarse a partir de 2011 en función de la evolución de la crisis actual.

Acceso móvil

En el mercado del equipamiento para el acceso móvil, las ventas globales de GSM lideraron la buena evolución del mercado móvil a pesar de unos despliegues menos importantes de las redes WCDMA. El mercado también ha afrontado una intensa consolidación al provocar una mayor competencia entre proveedores de equipamiento. El mercado de infraestructuras de acceso móvil incluye estaciones base de acceso a la red móvil (BTS para GSM/GPRS/EDGE y CDMA y Nodos B para redes UMTS), equipamientos asociados (BSC, GGSN, SGSN) y estaciones base de acceso WLAN a redes públicas (hot spots), bsándose en tecnologías WiFi y WiMax.

A pesar de la inversión dinámica en redes móviles provocada por la intensificación de la competencia en África, India, Latinoamérica y Rusia y por la erosión de los precios en los equipamientos GSM/EDGE/GPRS (que ha beneficiado a los suministradores de infraestructuras móviles), se ha producido una ralentización en el sector. La reducción de la inversión por parte de los proveedores de servicios de telefonía móvil provocó dificultades en el mercado móvil en 2007 y 2008 y generó una competencia mayor y más intensa entre proveedores.

Por otra parte, emergen Nokia Siemens Networks en segundo lugar y Alcatel-Lucent en tercero, aunque al final estas empresas no fueron una amenaza para Ericsson, que siguió aumentando su cuota de mercado. El reto de la compañía sueca podría venir de la mano de los fabricantes chinos. De hecho, Huawei y ZTE han mostrado las mayores tasas de crecimiento de la industria gracias a su éxito en los países emergentes, en los que la inversión siguió siendo sólida, y a su habilidad para acceder y competir en los países desarrollados, como en Europa Occidental, donde han logrado varios contratos.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios