BAQUIA

Nueva Economía … nuevos monopolios

La sentencia de la Corte de Apelaciones del Distrito de Columbia (EEUU), que es contraria a la partición de Microsoft pero afirma que esta empresa abusa de su poder de monopolio, saca a la superficie el debate sobre la lógica (bondad-maldad) de los monopolios.

"Monopolio" es una palabra que suele tener connotaciones negativas. Se asocia con la fijación de precios demasiado altos, el abuso de poder frente a suministradores y clientes finales y hasta con el despilfarro de recursos en el caso de algunos monopolios públicos.

¿Qué puede justificar la existencia de un monopolio en el sector del software?…

Sin embargo, el monopolio puede ser la organización de mercado que menos perjuicios conlleva en la provisión de bienes y servicios a los consumidores. Un ejemplo es el caso del agua. En la mayoría de los países/poblaciones el suministro de agua es la responsabilidad de una única empresa. ¿Por qué? Obtener, transportar y repartir el agua a millones de hogares es una actividad que exige una inversión y unos costes fijos altísimos. Estos importes son tan elevados que sólo pueden ser recuperados si todos los participantes del mercado le compran a un sólo proveedor (monopolista).

Es muy simple; si esta condición de monopolio no se da, el reparto de agua no merece la pena (económicamente). En otras palabras, el proveedor de agua afronta una curva de costes medios decreciente. A mayor volumen de agua vendida, el mismo nivel de costes fijos se repartirá entre más litros de agua y el coste de la provisión bajará. Por tanto, sobre todo si el precio está regulado, el proveedor monopolista de agua podrá ofrecer un precio más bajo al consumidor.

…el monopolio natural (por ejemplo, el agua), no…

¿Es la producción de software un caso de monopolio natural? Probablemente no. Una vez cubierto el alto coste de Inversión y Desarrollo inicial, la distribución del software adicional es muy barata. Según la consultora Hoover\’s, el coste de hacer una copia de un programa de software suele equivaler al 10% del precio de venta al público (Microsoft tiene márgenes brutos del 90%). Si bien es cierto que con un mayor volumen de ventas se absorben mejor los costes de Inversión y Desarrollo, éstos no suelen ser tan altos como para justificar la existencia de un monopolio como en el caso del agua. Por tanto, el argumento del monopolio natural parece no justificar una organización monopolista del mercado de software.

…pero el monopolio de emisión de dinero…

¿Hay otra manera de justificar económicamente la existencia de un monopolio? Sí; un ejemplo es el monopolio de emisión de dinero del Estado (depósitos, billetes y monedas). Se trata de una competencia que otorga un poder enorme al Estado. Sin embargo, el monopolio en la emisión de dinero tiene lógica y mucha. El hecho de que todos los españoles utilicen la peseta (euro) y todos los mexicanos efectúen sus pagos con pesos da un valor de transacción (cambio) a estas monedas que sería imposible de obtener si cada uno de estos países tuviera 15 divisas diferentes. En otras palabras, la existencia de un alto número de personas dispuestas a realizar sus compras y ventas en estas monedas aumenta la eficiencia de las economías al abaratar los costes de transacción.

Este "efecto Red" se llama externalidad en la Ciencia Económica. Esta externalidad tiene efectos positivos para otras personas que no participan en una operación concreta de compraventa.

¿Otro ejemplo? El "efecto Red" también se refleja en el cumplimiento de las reglas de tráfico. Si todos respetamos las reglas de tráfico, la seguridad y la fluidez en la conducción aumentará. Si una persona no respeta las reglas, no sólo pone en peligro su propia seguridad sino la de todo el colectivo de automovilistas.

…sirve para explicar algunos fenómenos relacionados con la Nueva Economía

¿Qué tiene esto que ver con el caso de Microsoft y con otras empresas de la Nueva Economía? Muchísimo. El "efecto Red" permea a muchas partes de la Nueva Economía. El network effect es la noción de que una tecnología basada en la conectividad se hace más útil y valiosa a medida que aumenta el número de sus usuarios. Por ejemplo, a medida que el Instant Messenger de AOL se popularizó, esta empresa ganó más adeptos debido a la demanda de los nuevos suscriptores de comunicarse con personas que ya disponían de programa de mensajería instantánea. Algo parecido pasa con el sistema operativo que comercializa Microsoft (Windows). Para el usuario final utilizar Windows supone tener acceso a un sinfín de aplicaciones cuyo funcionamiento, además, no sólo es bien conocido por el propio usuario, sino también por otras personas que potencialmente pueden acceder a su trabajo. Es decir, debido al "efecto Red", los mercados de AOL Instant Messenger y de Windows son mercados en el que el líder tiende a obtener prácticamente todo el mercado ("winner takes all"}.

El fenómeno del "efecto Red" no se restringe al mercado de software, también está presente en el mercado de chips. Así, a través del dominio de sus estándares, Intel se ha hecho con el 80% del mercado de microprocesadores. Es probable que esta cuota de mercado aumente aún más ya que Compaq dejará de vender su procesador Alpha en 2004.

 

\’Mea culpa\’ del consumidor

Los consumidores no están exentos de responsabilidad a la hora de explicar estructuras de mercado monopolistas en la Nueva Economía. En cierto modo, el poderío de Microsoft está relacionado con la pereza de los consumidores a la hora de utilizar otros sistemas operativos, como Linux, que hubieran mermado el dominio de Windows.

La Nueva Economía supone una nueva realidad…

Los economistas estadounidenses David S. Evans y Richard Schmalensee han estudiado el "efecto Red". Estos académicos han apoyado la campaña legal de Microsoft. En un reciente estudio afirman que "la aplicación de los principios antimonopolísticos por parte del gobierno debería de tener en cuenta que el funcionamiento de muchos sectores de la Nueva Economía difiere de manera significativa de los de la Economía tradicional". El estudio concluye que el Estado sólo debe de actuar en contra de las compañías que utilizan su poder monopolístico para hundir a la competencia. En otras palabras, por si sola la existencia de un monopolio no es una base para tomar medidas para acabar con él. Sí lo es, una política activa de la empresa monopolista para acabar con sus competidores.

…que exige nuevo enfoques regulatorios

El concepto de los \’mercados desafiables\’ del economista estadounidense William Baumol es una buena guía para la aplicación de políticas antimonopolísticas. Según este concepto, un mercado es \’desafiable\’ si se cumplen una serie de condiciones para la entrada de nuevos competidores. Entre estas condiciones está que la empresa nueva no sufra desventajas en precios (proveedores) frente a las establecidas y que los costes de entrada al sector sean recuperables. Según Baumol, lo relevante no es el número de empresas que existen en un sector, sino el cumplimiento de estas condiciones que aseguran la (hipotética) competencia.

 

Para leer más:

Campo de batalla: el escritorio de cada internauta
https://www.baquia.com/com/20010215/art00019.html

Así pasará la gloria de Microsoft
https://www.baquia.com/com/20010426/art00015.html

Windows Me llega al país de la alegría
https://www.baquia.com/com/20000928/art00020.html

Microsoft y el Camino del Monopolio

https://www.baquia.com/com/20010703/art00017.html


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios