BAQUIA

Nueva Zelanda no admitirá patentes de software

Una de las cosas que caracterizan las demandas sobre patentes entre compañías de software es que de primeras, el juez no tiene muy claro de qué le están hablando. Se sucenden entonces largas explicaciones de ambas partes, intentando convencer al magistrado (o en su caso, al jurado) de que todo ese montón de códigos es suyo y de nadie más.

Así que nos imaginamos que los jueces neozelandeses se alegran de saber que la ley de patentes no va a incluir más enmiendas, y no habrá forma de patentar software en el país. Otros que se han alegrado son los representantes del sector en Nueva Zelanda, que afirman que las patentes reducen la competencia y traban la innovación.

\”Pensamos que es casi imposible desarrollar software sin romper alguna de los cientos de patentes otorgadas en todo el mundo, por eso muchas empresas de Nueva Zelanda (…) viven un riesgo constante de que todo su negocio se vea golpeado de la noche a la mañana debido a un proceso legal de un propietario de patente\”, afirmó en un post el consejero delegado de la Sociedad Informática de nueva Zelanda, Paul Matthews.

El ministro de Comercio, Simon Power, señaló que sí se permitirá registrar inventos que contengan software como parte de un conjunto.

Se trata de una estrategia completamente distinta a la habitual en la mayoría de los países desarrollados, y especialmente Estados Unidos donde las grandes demandas por violación de propiedad intelectual se suceden con cifras cada vez más grandes en juego, y se patentan cosas de lo más variopinto. Amazon, por ejemplo, tiene patentadas la \”compra en un clic\” y lo más sorprendente, la red social.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios