BAQUIA

Ofensiva belga contra los piratas musicales

En un claro ejemplo de qué hacer para causar pánico entre los usuarios de programas de intercambio de archivos musicales como Napster o Gnutella, la policía ha entrado (ni corta ni perezosa) en los hogares de tres internautas belgas que tenían instalado en su computadora este tipo de programas.

Aunque por el momento sólo se han investigado los PCs de tres usuarios (uno de ellos por requerimiento de mp3blast.com), el tema parece que no va a concluir ahí. A pesar de que los defensores de esta medida han alegado que sólo se han investigado las computadoras de aquellos usuarios \”que han perseverado en la práctica\” de descargarse canciones de Internet, se ha anunciado que otros cuatro usuarios de Napster se encuentran bajo vigilancia policial.

La noticia se ha conocido después de que el martes pasado el Parlamento Europeo diera luz verde a la nueva directiva de derechos de autor y que el juzgado de apelación número 9 de San Francisco decidiera no cerrar Napster aunque le acusara de atentar contra los derechos de autor.

  • En Salon


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios