BAQUIA

Ojo al ojo de la cerradura

Keyhole siempre fue una herramienta de localización extraordinaria. La combinación de su amplio archivo (que ocupa un espacio de 12 terabytes) de fotos de satélite, callejeros y planos en tres dimensiones permitía al internauta localizar cualquier punto geográfico con detalle y precisión asombrosas. Ahora, todo ha cambiado con la compra de la empresa por Google, quien, por cierto, parece empeñada en perseverar con su política de adquisiciones, aparentemente más rentable que el desarrollo in-house de aplicaciones.

La combinación es explosiva, porque ya hemos podido ver el atractivo de los callejeros en Internet. Se especula que Google podría utilizar la tecnología de Keyhole para mejorar su servicio de búsquedas locales, Google Local, ya que sus principales rivales en este emergente campo, Yahoo y MSN, ofrecen ya a sus usuarios servicios de mapeado online que permiten localizar direcciones con todo detalle visual.

Lo cierto es que la tecnología de Keyhole es mucho más avanzada que la que utilizan sus competidores, ya que introduce la perspectiva en tres dimensiones, real o simulada. Este servicio se presta a configurar varios modelos de negocio para los entornos móviles de banda ancha. Tanto UMTS como WiMax están buscando nuevos entornos de aplicaciones susceptibles de producir ingresos recurrentes.

Queda claro que Google, aparte de competir en terrenos del dominio tradicional de Yahoo, también está buscando entornos a los que no haya llegado el líder del sector en su proyecto de diversificación de ingresos, donde, dicho sea de paso, todavía no ha progresado demasiado. En el último trimestre, en el que ha vuelto a mostrar resultados récord, Google sigue generando más del 95% de sus ingresos a través de la publicidad.

También en Baquía:


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios