BAQUIA

Olivetti alumbra una nueva camada de Da Vincis

Pese a que la compañía italiana Olivetti no es precisamente la empresa líder en cuanto a desarrollo y comercialización de PDAs, hay que reconocerle que su Da Vinci es una handheld a tener en cuenta. Recientemente, y para equipararse a sus competidores, ha dado a luz cuatro revisiones de este modelo: los DV1, DV2, DV4 y DV8, que ya fueron vistos en el último CeBIT.

DV1, DV2 y DV4, sin pretensiones

DV1, DV2, DV4, disponibles desde mayo, son los tres representantes de la línea Da Vinci aptos para todos los públicos. Cuentan con 1, 2, y 4 MB de memoria respectivamente, como su nombre da a entender, pesan 170 gramos y miden 12,4 centímetros de alto por 8,3 de ancho y 1,78 de grosor.

Su sistema operativo es Windows CE, lleva a cabo las mismas funciones organizadoras que otras PDAs de su gama, y su principal baza es la relación calidad/precio: el precio recomendado en unos es de 16.900, 20.900 y 26.900 pesetas (aproximadamente 90, 112 y 140 dólares).

DV8, el Da Vinci pata negra

DV8 es la apuesta de gama alta de Olivetti. Además de las funciones de sus hermanas pequeñas, integra 8 MB de memoria y un módem para acceder a Internet cuando sea preciso. Las dimensiones también son las mismas, pero la pantalla de cristal líquido es más amplia, el diseño es más moderno, y pesa unos 50 gramos más.

Para llevar una DV8 en el bolsillo habrá que esperar algún tiempo; no estará disponible hasta julio. También será necesario desembolsar algo más de dinero, aunque hay que reconocer que las 37.900 pesetas (200 dólares) que cuesta lo convierten en una de las computadoras de bolsillo más asequibles dentro de su categoría.

El diminuto XSmall

Por último, y aunque no es uno de los nuevos estrenos, el más chiquitín de la familia. XSmall es una diminuta PDA que ocupa poco más espacio que una tarjeta de crédito: mide 90 milímetros de alto, 60 de ancho y 7 de grosor, y pesa 70 gramos. Evidentemente y dada su pequeñez, sus prestaciones son limitadas: cuenta sólo con 768 KB de memoria flash.

Para presumir de tener un organizador digital del tamaño de una visa oro es necesario estar dispuesto a desembolsar unas 15.000 pesetas (80 dólares).


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios