BAQUIA

Operadores telefónicos argentinos ya no pueden espiar clientes

La Secretaría de Comunicaciones argentina suspendió la autorización que permitía a los operadores telefónicos escuchar las conversaciones entre los usuarios que desean cambiar de prestador de servicio de larga distancia y el Administrador de Base de Datos (ABD), la empresa encargada de certificar el trámite.

El funcionario que encabeza la dependencia estatal, Henoch Aguiar, amonestó ayer en una reunión a las compañías telefónicas por cometer \”abusos\” en su política de promoción y dijo que endurecerá los controles y aplicará sanciones. La reprimenda se produjo luego de que se conocieran dos denuncias en cuanto a que promotores de las telefónicas aprovechan la posibilidad de escuchar los que dicen los clientes para tratar de forzar su voluntad de cambiar de prestador de larga distancia.

Un comunicado oficial de la Secretaría indica que \”el proceso de presuscripción [de servicio telefónico de larga distancia] seguirá su curso, pero las prestadoras ya no podrán fiscalizar la comunicación entre el usuario y la administradora\”. Fuentes de la entidad dijeron también que \”lo que no se puede hacer, bajo ninguna circunstancia, es intentar torcer la voluntad del usuario después de haber escuchado cuál fue su decisión\”.