BAQUIA

Otro ejemplo de resistencia al cambio

La telefonía IP está llamada a terminar con el modelo de la telefonía tradicional. Con ser importante, no es sólo una cuestión de costes. También influyen la cobertura cada vez más extendida o las enormes posibilidades que se ofrecen a un teléfono conectado a Internet, que dejarán de ser herramientas creadas sólo para enviar y recibir llamadas. Los grandes de Internet son conscientes de esta situación: por ejemplo, MSN ya ha lanzado un modelo fabricado por Philips, que permite llamar a bajo coste a fijos y móviles y gratis a los contactos del Messenger. Ante semejante coyuntura, resulta llamativa la reticencia de las empresas europeas a migrar a la telefonía IP. Especialmente se resisten las españolas, pues sólo un 42% de las empresas preguntadas están dispuestas al cambio. No ven las ventajas, alegan. Pues no se habrán molestado mucho en buscarlas.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios