BAQUIA

P2P, nueva arma anti-spam

El cofundador de Napster, Jordan Ritter, confía en que la tecnología P2P (peer to peer; entre amigos), que elevó a las alturas a los programas de intercambio de archivos, sirva ahora para combatir la lacra del spam. Su startup, Cloudmark, espera hacer dinero cobrando a los ISPs por utilizar sus filtros que eliminan los correos no deseados mientras permite a los usuarios deshacerse eficazmente de la basura de manera gratuita.

\”Imagina tener el poder de decenas de millones de personas que forman una comunidad alrededor de la red de Napster y utilizan esa red para luchar contra el spam\”, dice Ritter, que también ejerce de CTO (chief technology officer) en Cloudmark. Esa comunidad, que la compañía denomina SpamNet, nace para librar de publicidad no deseada a los usuarios del Outlook 200 o XP, mediante una versión beta que la compañía ya distribuye desde su sitio web.

El sistema funciona de manera sencilla. Pide a los miembros que informen sobre cualquier mensaje no deseado (spam) que reciben, lo que realizan cómodamente mediante unos botones que aparecen en el gestor de correo una vez que se ha instalado el programa. Ese informe se envía a un servidor con el programa Vipul\’s Razor, que a su vez pasa el mensaje a otros servidores. El resultado es que ningún usuario de la red recibirá spam que ha sido tachado de tal por otros miembros. El problema es evidente: muchos mensajes considerados basura por alguien pueden ser de utilidad para otros, por lo que el programa se encarga de enviarlos a una carpeta para que el usuario se asegure antes de eliminarlos.

Además, los miembros de SpamNet pueden rehabilitar los correos que consideren que han ido a parar injustamente a la carpeta de spam. Esta aplicación, dice Cloudmark, ayuda a las compañías que realizan marketing por correo electrónico de manera legítima a distinguirse de los spammers, ya que los usuarios pueden indicar que ellos dieron su consentimiento (opt-in) a un mensaje que fue filtrado erróneamente.

Así, se crea un sistema democrático basado en la reputación: si la mayoría dice que algo no es spam, no es spam. A través del Truth Evaluation System, Clodmark actuará también contra los informes falsos, asignando a los miembros una puntuación de fiabilidad, basada en su propensión a enviar referencias auténticas o falsas.

El sistema es parecido al ya empleado por el popular SpamCop, en el que se configura una \’lista negra\’ con los informes de los usuarios, aunque se supone que la arquitectura P2P de SpamNet lo convierte en más escalable.

Poco después de ponerse en marcha, la penúltima iniciativa para contrarrestar el spam ya atraviesa problemas. Los foros de la comunidad SpamNet están repletos de preguntas, quejas y sugerencias para mejorar la aplicación. Algunos dicen que han tenido dificultades para instalar el programa, mientras que otros aseguran que no se han podido conectar a la red por culpa de los firewalls. Cloudmark ha respondido publicando una serie de parches para corregir los problemas, mientras pide a su comunidad \”ser paciente mientras encuentran y comparten las soluciones\”.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios